domingo, 12 de enero de 2020

MUJERES. UNOS LAS TAPAN Y OTROS LAS DESNUDAN

          LOS POLOS OPUESTOS Y EXTREMOS DE LA VESTIMENTA DE LAS MUJERES
En algunos países tapan completamente a las mujeres. Un horror que no sé cómo lo soportan.
En el resto del mundo desnudamos a las mujeres, llegando a una vulgaridad extrema.
¿Por qué, en una alfombra roja, dicen: "¡Qué atractivo es Brad Pit!" Y solo enseña la cabeza y las manos?
Mientras que la mujer tiene que enseñar carne siempre. Una imágen que, hace unos años, se relacionaba con la prostitución.
La mujer no pierde el atractivo por no ir medio desnuda.
Soy feminista acérrimo. Creo en la igualdad hombre-mujer. El día 10 de enero, por casualidad, muchas periodistas de televisíon, de la mañana, vistieron adecuadamente para su trabajo, como en esta foto de Grace Kelly.
Es lo adecuado para su trabajo. Porque muchas veces, a las 9 h. de la mañana, alguna periodista va vestida y maquillada como para ir a un cóctel.
 Los periodistas varones no enseñan brazos ni pectorales.

En siglos pasados la mujer era solo esposa, madre o sexo. Por lo que mostrar carne era casi una necesidad.
Hoy día, las mujeres son presidentas, ministras, médicos, arquitectas, etc. Y si quieren el merecido respeto no tienen por qué ir medio desnudas.
El problema es que, en el vestir, se imita a las artístas del show business, confundiéndo erótismo con "glamour". 
Eso ocurre, sobre todo, en las redes sociales. La obsesión por ser influencer y ganar likes hace que muchas menores se fotografíen muy maquilladas, enseñándo carne, y poniendo morritos. Provocan con postureo y luego se quejan de machismo.
 Incluso los vestidos de novia son, hoy día, sexys.
Nada que ver con la gran clase del siglo pasado.
La elegancia es ya una antiguedad de museo. Una época en que la mujer no quería parecer una eterna adolescente.
En lo que sí hay igualdad hombre-mujer es en el uniforme general: La moda del anorak oscuro, con calzado deportivo y vaqueros, casi siempre destrozados.
Una moda que imita al pobre homeless, que espero se acabe ya de una vez.
Si una mujer es atractiva lo será incluso vestida con un abrigo.

jueves, 9 de enero de 2020

SE ACABÓ UN MUY COMPLCADO 2019

 
Le pedí a Santa Klaus financiación para una serie sobre mi novela "Réquiem por Peter Pan en Ibiza". Un productor de Los Angeles la está buscándo desde hace más de un año.
Pasé las fiestas en Ibiza.
Fueron tres días de comidas y cenas para cien personas, invitadas por Paquita Sánchez, cuyo cumpleaños coincide con la noche de fin de año.
Esa noche, Paquita Sánchez estrenaba la preciosa casa "El Bosque". La quinta gran casa que posée en Ibiza.


Nieves y Paquita se dieron un gran trabajo atendiendo a sus invitados. Yo regalé a Paquita unas gafas de sol.
Porque la gran fiesta, con discoteca en el sótano de su casa, se alargó hasta el amanecer.
Como recibo un trato fantástico, siempre viajo en barcos de Trasmediterranea.
Me sorprendió que solo viajasemos 37 pasajeros, en un buque en el que caben 635. 
Hice fotos en el Zurbarán vacío. ¡Qué paz y qué silencio!
Cené solo en una mesa con el cartel "RESERVADO", que me ponen siempre. Esa noche, para la cena que me regalan, el cartel no hizo mucha falta...
De niño no creí mucho en los Reyes Magos, por esos Baltasares maquillados y con guantes. A España, entonces, no llegaban pateras y no había negros.
Hoy día, con chorradas como las Reinas Magas de Lleida, o con cientos de cabalgatas de distintos Reyes, por toda España, y que los niños ven en televisiones e Internet, es muy difícil que crean en los Reyes Magos. 
 En Utrera los Reyes Magos lanzaron tornillos, productos de ferreteria, e incluso paraguas. ¡Increible!
La ferreteria navideña debe de estar de moda. Este es el Belén de la Clínica Quirón-Dexeus. Lamentable.
 Un niño, de los incrédulos, gritó en una cabalgata:
¡Mamá! ¡Mamá! ¡Mira! ¡El Rey Baltasar es el que te vendió el bolso de Vuitton el otro día en la playa!
 Eso me inspiró para hacer el vídeo "El Rey Baltasar ha sido detenido".  Melchor trajo oro. Gaspar incienso. Y Baltasar bolsos de Louis Vuitton, gafas de Gucci, discos de David Guetta...
Los medios informativos publicaron que los españoles somos los europeos que más selfies nos hacemos. Unos 728, por persona, al año. Yo no cuento dentro de esa estadística. No me hago selfies.
Los 50 fueron unos años muy infantiles e inocentes, sin móviles, tablets, ni redes sociales en Internet.
Que el año 2019 y su caos político se vayan a tomar por el saco.
Deseo todo lo mejor para este enigmático 2020. ¡Un abrazo!
 Adiós Doña Pilar. Descanse en Paz.