lunes, 7 de octubre de 2019

TRES DÍAS DE BODA EN IBIZA

Daniel Witte, mi amigo propietario de Sal de Ibiza, se casó con Maya Heissenberg, celebrando tres días de fiestas en Ibiza.
PRIMER DÍA
Cena y baile en la casa de la familia Witte, en Talamanca.
Amenizó la fiesta el DJ Alfredo, que me hizo bailar en los buenos años de Amnesia.
La decoración me gustó mucho y me recordó las años hippys.
Conocí a Daniel cuando tenía 17 o 18 años, y también a sus padres.
SEGUNDO DÍA
Salida a navegar en catamarán, con unos 120 amigos alemanes y de varios países.
Ese día amenizó el viaje el clásico DJ Pippi, que me hizo bailar en los primeros años de Pacha.
Tuvimos muy buen tiempo y un mar como un plato.
Primero fuimos a Es Vedrá.
Yo no conocía a casi ninguno de los invitados que disfrutaron mucho del sol, los paisajes y el catering.
Por la tarde fuimos a darnos un baño en Espalmador.
TERCER DÍA
A las 6 de la tarde tomamos unas copas en la caseta con la publicidad de Sal de Ibiza, en la carretera de Ses Salines.
Mientras posaba para la foto recordé unos momentos de unos años atrás en ese lugar.
Fue el día en que fui a dar unos brochazos a esta pared de la Salinera.
Dos autocares llenos de invitados llegaron a este lugar rodeado de estanques de la Salinera.
Un grupo de músicos animó la soleada tarde.
Daniel llegó de la mano de Maya, que iba con los dos hijos de su anterior matrimonio. La unión y el enorme cariño de esta familia, y me refiero a la madre, hermanos y primos de Maya,  y a la hermana de Daniel me emocionaron.
Después de unas palabras matrimoniales intercambiaron los anillos.
Henry, el hijo de Maya, y su prima eran los más guapos de la boda.
Pedí a los novios que posasen delante de su famosa marca antes de ir a la cena.
Seguidamente los invitados volvieron a los autobuses para ir a Experimental Beach. Yo fuí en mi Smart acompañado por Daniela Resch
Llegué el primero para poder fotografiar el lugar vacío.
Experimental Beach está en Cap des Falcó.
La puesta de sol, allí, es magnífica.
Todos los invitados teníamos de regalo uno de los productos de la marca junto a nuestros nombres. 
Daniel estaba rebosante de felicidad tras ver el vídeo con fotos que se proyectó en una gran pantalla.
Agradecí mucho a los novios los tres días de celebración a los que me invitaron.
Momentos antes del baile, que duró hasta las 2 de la madrugada, hubo un show muy creativo.


Fotos: Carlos Martorell.

No hay comentarios: