viernes, 11 de septiembre de 2015

¡FUI A LA OPERA EN IBIZA1

Fui invitado por Carlos y Carmina Sentís a la ópera en Ibiza. Algo del todo inusual en la isla de la música electrónica.
 El IX Festival de Ópera tuvo lugar en el Palacio de Congresos de Ibiza, en Santa Eulalia.
Al llegar saludé a Armin Heinemann, director artístico y de escena, y a Carmina Sentís.
 Allí encontré a muchos amigos, conocidos y políticos.
 Daniel Gil de Tejada dirigió al Coro y Orquesta Amigos de la Ópera de Ibiza. El vals de la obertura hizo vibrar a la audiencia.
 La opereta, en tres actos, Die Fledermaus se estrenó en Viena en1874.
La versión ibicenca, creada por Armin Heinemann, es muy original, divertida y colorista.
La escenografía es obra de Jull, los graffiti de Boke, las fotos de Igor Morski, el vídeo de Marcos Cuevas y la iluminación de Nani Valls Vallvé.
El espectacular, fantasioso y barroco vestuario es diseño de Stuart Rudnick.
Tenores: Vicenç Esteve, Albert Casals y Jordi Casanova.
Sopranos: Maite Alberola, Elisa Vélez e Isabel Albadalejo.
Mezzo soprano: Laura Vila.
Barítonos: Joan Sebastià Colomer y Carlos Daza.
Actuaron: Miquel Gorriz, Dyone Heinemann y José Carayol.
Al finalizar se escucharon muchos bravos, mientras el público aplaudía en pie.
Se lanzaron muchos claveles rojos al escenario.
Cada año se superan.
Durante un entreacto, Armin y Verónica Palacios nos sorprendieron bailando un tango perfecto. A Strauss le hubiese divertido esa actuación extra.
 Fui a los camerinos para conocer a todo el grupo. La soprano Isabel Albadalejo interpretó a Ida.
 La soprano Maite Alberola interpretó el papel de Rosalinde.
 La soprano Elisa Vélez, criada de Rosalinde, y la mezzo soprano Laura Vila, que se travestió para interpretar al Príncipe Orlofsky.
Fotografié al tenor Vicenç Esteve, que interpretó a Gabriel Einsestein, y a Daniel Gil de Tejada, director de orquesta.
El tenor Jordi Casanova, que interpretó a Dr. Blind, Armin Heinemann, Stuart Rudnick, el barítono Joan Sebastià Colomer, que puso voz a Frank, director de la prisión, y el barítono Carlos Daza, que interpretó al Dr. Falke.
 Entre bambalinas, el coro se relajaba en calzoncillos. ¡Perdón!
 Me despedí dándo las gracias a Carmina Sentís, y a su hija Jazmin, que me facilitó alguna de las fotos de su móvil. Y me fui con Gloria Coromina a intentar, inutilmente, cenar en algún restaurante a la una de la madrugada. 
HAZ CLIC AQUÍ Y DISFRUTA DEL VALS DE STRAUSS:
 https://www.youtube.com/watch?v=dmb5WpPDfFM