jueves, 12 de septiembre de 2013

UNA NOCHE EN LA OPERA Y EN UNA CASA TEATRAL

Poder escuchar música clásica en Ibiza no es frecuente.
Asistí al estreno de la ópera "La Cenicienta", de Rossini, en el Palau de Congressos de Santa Eularia.
Fuí invitado por Carlos y Carmina Sentís.
Para la portada y contraportada del programa se eligieron imágenes de Reinas y Princesas que fueron "Cenicientas": Leticia, Rania, Grace, Farah, Diana, Kate, Silvia, y Maxima, entre otras.
Carmina Claret de Sentís con Pal Sarkozy, su esposa Ines y Carmen Robert. El padre del ex-presidente de Francia acaba de exponer sus cuadros en Ibiza.
Armin Heinemann, hippy de los años 70 en Ibiza, es arquitecto, director de escena y diseñador del vestuario, en la foto junto a Paola Fendi, creadora de la prestigiosa marca de Moda italiana, y a Stuart Rudnick.
El colorido y la extravagancia del vestuario recuerdan el estilo de cuando Armin y Stuart tenían la boutique Paula's.
Ines y Pal Sarkozy junto a Carlos Sentís.
Daniel Gil de Tejada dirigió la orquesta Amigos de la Ópera de Ibiza.
Me hizo gracia el que, en esta Cenicienta, había Padrastro en vez de Madrastra, y Hado Madrino en vez de Hada Madrina.
Me gustaron mucho las voces de Marc Pujol, Carol García, Isabel Rodriguez, Marta Valero, Albert Casals,Toni Marsol, Juan Carlos Esteve, y las del Coro de la Ópera de Amigos de Ibiza.
La ópera tuvo mucho éxito y puso al público en pie. Oraganizar eventos culturales de este nivel, en Ibiza, tiene mucho mérito y requiere un enorme esfuerzo. Esa noche conocí a Pilar Marí, Alcaldesa de Ibiza.

EXTRAVAGANTE, TEATRAL Y SORPRENDENTE CASA DE OLIVIER MAROAU


El pintor brasileño Olivier Moraou y Rossetta Montenegro.
La casa tiene varios niveles. La decoración es muy original, barroca y creativa, y de un estilo muy atípico en Ibiza.

El enorme sótano insonorizado se convirtió en pista de baile con DJ y música en vivo.
Durante 3 horas me sentí transportado a otra ciudad.
Le dije a Rossetta Montenegro que nunca había visto una casa de ese estilo en Ibiza.

FOTOS: Carlos Martorell.

4 comentarios:

alba dijo...

Estimado Carlos: luego de leer tu post sobre la mega "fiesta" en esa magnífica fortaleza me alegra saber que también pudiste respirar cultura. Como bien lo sabes me encanta tu blog. Un abrazo enorme de tu lectora montevideana

Alba

Merche Pallarés dijo...

Cuando viví en Ibiza, tuve la suerte de asistir a las primeras óperas que organizó Armin. Eran muy originales tanto en su planteamiento (si no recuerdo mal la primera creo que fue "La Traviata" hippy) como en el vestuario. Armin me sigue invitando cada año a su nueva puesta en escena y, aunque sintiéndolo mucho no poder asistir, me alegro de que haya conseguido a fuerza de trabajo y tesón mantener una tradición operística en Ibiza.
Una pasada la casa del pintor brasileño. Un derroche de imaginación :) Besotes, M.

Carlos Martorell dijo...

ALBA: La cultura escasea en Ibiza. Hay que aprovechar las ocasiones. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

MERCHE PALLARÉS: Han mejorado muchísimo. Nada que ver con sus inicios. Y la casa es increíble. Un abrazo.