martes, 10 de julio de 2012

UN ALEMÁN, UN LOGO Y UNA DENUNCIA, EN IBIZA

Ibiza es famosa en el mundo también por su sal. Esta escultura, que homenajea a un salador, está ubicada en las salinas de Sant Françesc.



La persona que ha hecho famosa a esa sal es Daniel Witte. Yo le conocí en el año 80, cuando este alemán era un adolescente.


Conocí también a sus padres, Christian y Renate, que compraron una casa en Talamanca, actual segunda residencia de Daniel Witte.

La extracción de la sal data de hace 2.700 años. Y se tienen noticias de esta salinera desde el siglo XIII. En 1715 pasaron a estar dirigidas por la Corona. Y en 1871 fueron vendidas a dos empresarios mallorquines, que fundaron la "Fábrica de la sal de Ibiza", que en la actualidad se llama "Salinera Española S.A.".

Hace unos días fotgrafié a Daniel sentado en la montaña de sal de Ses Salines, aunque parece un paisaje nevado de su país. 

Cuando hace muchísimos años me dijo que quería comercializar la sal de Ibiza, le contesté: "No creo que ganes ni un céntimo". (Yo nunca he tenido visión empresarial. Y soy incapaz de dirigir una empresa. He dedicado toda mi vida profesional a ayudar a empresarios y personajes a darse a conocer, y a incrementar sus fortunas). 



La marca SAL DE IBIZA, con una gran variedad de productos, se encuentra, desde hace ya varios años, en supermercados, tiendas gourmet y aeropuertos de distintas ciudades y países.

La flor de sal, ese cristal de la vida embasado en un tarro de porcelana, con su cucharita blanca y su tapón de corcho, es la más pura de todas las sales. Y este tarro de color es el embajador de la marca.

Esta sucia y ruinosa caseta, propiedad de la Salinera, daba una imagen asquerosa a todas aquellas personas que circulaban por la carretera que conduce a las playas de Es Cavallet, Salinas y Cap d'es Falcó.

Daniel Witte pidió permiso a Salinera para restaurar esa pared y pintar en ella su logo. Salinera aceptó, con mucho acierto.

Sobre la pared restaurada, Daniel proyectó el logo de su marca y comenzó a pintar con sus propias manos.

Siempre he prestado mi ayuda a Daniel, por amistad y para compensar el mal consejo que le dí en el pasado.

Por esas dos razones me presenté allí, y dí a la pared, recién restaurada, mi "brochazo bautismal". 

Pero, un día, llegó un funcionario de Medio Ambiente y paró la obra, por lo que se retrasó durante unos días. Creo que Medio Ambiente pondrá una multa a Daniel Witte. ¡Con la cantidad de cosas, mucho más importantes y degradantes, de las que podrían estar ocupándose! Yo les podría hacer una larga lista, como el consentir que las playas de un parque natural protegido se hayan convertido en ruidosas discotecas diurnas.

Cuando Daniel terminó de pintar el logo, volví allí para fotografiarle sentado, y finalmente relajado, frente a su obra.

Fotografié también sus últimas creaciones: tres variedades de sales de baño, con los nombres Pasión, Energía y Calma. Una mezcla de frutas, flores y aromas naturales.


El chocolate extra-fino 70%, a la flor de sal, también me gusta mucho. Está elaborado con una combinación de cacaos sudamericanos, a los que la flor de sal añade un suave toque picante.

Creo que el resultado final es bueno. El logo SAL DE IBIZA incluye dos cosas: el nombre de la isla y el de un producto local, que se exporta. 


El turismo que circula por esta carretera, tan transitada, ya no verá más aquella sucia y abandonada ruina.

www.saldeibiza.com

13 comentarios:

Mónica dijo...

Siempre me ha encantado esta marca, su logo, el color, el packaging. Tuvieron que venir los ingleses "Maldon" para darnos cuenta que aquí tenemos unas sales magníficas. Es un producto gourmet perfecto para degustar y también para regalar. Ojalá hubieran más iniciativas como estas y que se nos ocurrieran a los españoles, de vez en cuando...
Mal por el gobierno Balear por querer multar a Sal de Ibiza, como bien dices, hay cosas mucho más importantes en las que perder el tiempo, y más viendo el abandono en que estaba el muro antes.
Un saludo,

Mónica

Carlos Martorell dijo...

MONICA: Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Interesante promoci'on Carlos *perdona no me salen las tildes ni las par'entesis ni los entrecomillados... Por ahora los puntos suspensivos, s'i...* Besotes, M.

Anónimo dijo...

Excelente este espacio y muy cuidada su presentacion. El Observador solitariio informa, opina, fotografia,recuerda y critica con gusto y objetividad. Me gusta mucho! Gracias y saludos

Folk dijo...

Es dificil crear logos sencillos que tengan carisma, en mi opinion este lo tiene, es un logo sencillo, pero bontito y efectivo, ademas veo que queda muy bien con respecto al paisaje que le rodea...

desde luego antes que una multa yo creo que merece una medalla...

Carlos Martorell dijo...

FOLK: Reenvio tu comentario a Daniel. Un abrazo.

Álvaro dijo...

Una maravilla de blog! universovarietes.blogspot.com

Carlos Martorell dijo...

ALVARO:Muchas gracias! Entraré a ver el tuyo.Un abrazo.

Laurita dijo...

Carlos! me acuerdo de unas fotos para un reportaje con Daniel de hace tiempo. No merece una multa quien trabaja por impulsar un producto de la isla. Tu dices que no tuviste visión empresarial con la Sal de Ibiza y te equivocaste, yo no creo en la previsión empresarial, es difícil vaticinar como de bien o mal funcionará una empresa o un producto por muchos estudios de mercado que se hagan, pero si creo y mucho en tu visión empresarial esa que utilizas mientras trabajas, que es la que realmente sirve y la que aprecio cuando te leo. Un abrazo muy fuerte!

AnaZ dijo...

Hola Carlos, buenos días:

No conocía tu blog, pero ha sido un grato descubrimiento, le he echado un vistazo a tus antiguas entradas, qué interesante, cuántas vivencias.

Me avergüenza decir, que no conozco Ibiza, pero sólo disponemos de vacaciones en agosto, y las imágenes que constantemente aparecen de la isla son fiesta y alcohol, se te quitan las ganas. Veo que Ibiza es algo más. La sal no se si la probaré, pero el chocolate seguro, me apasiona.

Espero que pases una buena semana, saludos.

Anónimo dijo...

Sin comentarios, pero el problema está que a veces en este país el que trabaja, innova, y hace cosas para su localidad .... van a por el.

Carlos Martorell dijo...

ANA Z: Muchas gracias.

Carlos Martorell dijo...

ANONIMO:Tienes razón.Un abrazo.