lunes, 17 de enero de 2011

¡PROHIBIDO FUMAR!


La Ley antitabaco se ha implantado, con cierto retraso, en España. Y, como "Spain is different", se ha montado un follón de narices.




Algnos fumadores han caído en una profunda depresión.




Otros, indignados, están al borde del suicidio.




Se acabaron los tiempos en que se cantaba "Fumar es un placer" en bares, discotecas, restaurantes y lugares públicos.


En el siglo pasado, los americanos nos bombardearon con publicidades.




Fumar era muy glamuroso.




Hollywood promocionó mucho, con sus películas en blanco y negro, el vicio de fumar.




Si no fumabas, como las estrellas, eras un poco "raro".




Y yo no quise ser menos que los famosos actores de la gran pantalla.




Hasta nuestros ídolos del Rock se mostraban siempre fumando, como Jimmy Hendrix.



A los doce años me dieron mi primer cigarrillo. Un asqueroso "Bisonte", tabaco de una calidad ínfima. Me escondí en un cuarto de baño y, jugando a ser Humphrey Bogart, aspiré a fodo el humo del Bisonte. Acabé totalmente mareado y vomitando. Para mi organismo, y ¡gracias al cielo!, el tabaco resultó ser un veneno repugnante.



Pero como a los 18 años yo era un poco tonto, en sociedad, fumaba sin tragarme el humo, para hacerme el macho y el elegante...

En la foto estoy en Boccaccio junto a la que fue famosísima cantante Fraçoise Hardy, Mercedes Echevarría, y Salvador Dalí. Recuerdo que tuve que apagar el cigarrillo para ir en busca del ocelote que se le escapó a Dalí.




La tontería me duró hasta los 23 años. Aquí estoy fumando junto a S.A.R la Princesa Mª Gabriella de Saboya, que hasta el año pasado, en que dejó ese hábito, fue una fumadora empedernida.



A Cristobal Colón, los pobres e ingenuos indios de Guanahani, le recibieron medio en pelotas y con ofrendas, entre las que había unas hojas secas de tabaco, ofrenda ésta que a Colón le pareció un hierbajo.Tras clavar un crucifijo en la arena, y apropiarse de la isla para el Reino de Castilla y Aragón, la llamó San Salvador.



A finales del siglo XII, los aztecas fumaban hojas de tabaco para socializar.




Y hace unos 1.500 años, los mayas fumaban el tabaco en ceremonias religiosas y, lo usaban como medicina. Pues creían que las enfermedades las producían los malos espíritus. Y hacían fumar al enfermo, convencidos de que, expulsando el humo, expulsaban también a los malos espíritus.




Pero el verdadero responsable de todos los placeres y de todas las enfermedades generados por el tabaco, fue el marino Don Rodrigo de Xeréz. Cuando, en octubre de 1.492, desembarcó con Colón en la isla de Cuba, a la que bautizaron "Juana".

Don Rodrigo vio fumar a los indígenas unos tizones de hierba seca. Y se convirtió en el primer europeo en fumar tabaco.


 

De regreso a España, y en su pueblo natal, Ayamonte, Don Rodrigo se puso a fumar, sacando el humo lenta y placenteramente por la nariz y la boca, dejando atónitos a sus familiares y amigos.




Don Rodrigo de Xeréz fue denunciado por brujería y, el Tribunal del Santo Oficio de la Inqusición le condenó a 7 años de prisión. Sacar humo por la nariz y por la boca fue considerado una señal inequívoca de que estaba endemoniado.




Las salas y aparatos de tortura de la Inquisición eran terroríficos. Esa temible y nefasta institución de la Iglesia Católica, fue fundada en 1.478, por el dominico, y confesor de la Reina Isabel La Católica, Tomás de Torquemada, el Gran Inquisidor.




En este cuadro pintado por Eduardo Rosales, en 1.864, la Reina Católica, que consintió durante su reinado ese terror, dicta su testamento.  ¡¡¡Y nos quejamos de la Ley anti-tabaco!!!



Las naves de Colón, y de posteriores conquistadores, iban y venían de las Américas, donde saqueaban a los pueblos indígenas, y los hacían esclavos, obligándoles a convertirse al Cristianismo. Además del oro, la plata y otras riquezas, las plantas de tabaco llegaban también a España en esas naves.

Se cree que la palabra tabaco proviene de Tabasco, en Yucatán, donde los españoles iniciaron los primeros cultivos de esta planta.




Esta es la imágen de la detención del Emperador inca Atahualpa, en 1.532, por Francisco Pizarro. Una vez encarcelado, Atahualpa ofreció, a cambio de su liberación, una habitación llena de plata y otra llena de oro. A pesar de haber cumplido su palabra, fue ejecutado.




A Atahualpa se le ofrecieron dos opciones: bautizarse al Cristianismo y morir ahorcado, o no bautizarse y morir quemado en la hoguera, como un hereje. El inca optó por la primera, y fue ahorcado el 26 de julio de 1.533.

El peruano Luis Montero pintó el lienzo: "Los funerales de Atahualpa". Los españoles fuímos unos vándalos en las Américas. No sé cómo algunos latinos llaman a España "La madre patria"...



Pero, volviéndo al tema del fumetéo. En el Siglo XVI se puso de moda fumar cigarros y fumar en pipa. Fumaban las mujeres, y muchísimo también los frailes, que tanto habían demonizado el tabaco. Hipocresías de la humanidad.



Este es Jean Nicot, embajador de Francia en Lisboa, responsable de introducir el tabaco en Francia, en 1.560. La Reina Catalina de Médicis lo tomaba en polvo, y usaba hojas verdes de tabaco para curar las úlceras de sus piernas. El eminente científico sueco Carlos Linneo, para honrar la memoria del embajador francés, dió a todas las plantas de tabaco la denominación genérica de Nicotiana.




En 1.620 se fundó la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla. La primera fábrica en Europa, convertida hoy en Sede del Rectorado de la Universidad de Sevilla.



En el siglo XIX se produjo el más revolucionario de los fenómenos sociales: fumar tabaco. Y el mundo se llenó de adictos. ¿Y cómo se consigue que las personas se "enganchen" tanto al tabaco?




Pues añadiendo al tabaco todo tipo de sustancias químicas adictivas. Ahí está el gran negocio.




Mucho antes de prohibir el tabaco, los gobiernos tendrían que haber prohibido esos nocivos productos adictivos, que tanto daño han hecho, y están haciendo, a la salud de las personas.




Muchos se quéjan de la polución atmosférica mientras están polucionando sus pulmones con el humo del tabaco.




En mi generación se nos fomentaba continuamente el consumo del tabaco. Y en los últimos años se ha informado machaconamente de los peligros de la adicción al tabaco. Por ello me sorprende que haya tantos jóvenes, informadísimos, fumando como chimeneas.


Para los no fumadores, como yo, besar a una persona fumadora nos resulta igual que besar a un cenicero. Alientos fétidos, y piel y ropa pestilentes resultan muy desagradables para el no fumador. Y mucho peor aún para los que han conseguido dejar de fumar, que son muchos, y que suelen convertirse en grandes intolerantes con los fumadores.




Yo he perdido a muchos queridísimos amigos y familiares por culpa del tabaco. Soy una persona frágil que lucha incansablemente por su salud, y que no entiende como hay personas que la machacan sin piedad, y no solo por culpa del tabaco, pues hay otras adicciones mucho peores.





Por mi trabajo de Relaciones Públicas he tenido que inaugurar o hacer fiestas en muchas discotecas. Y en varias ocasiones he visto a mujeres embarazadas, copa y cigarrillo en mano. Me parece vergonzoso.



En muchas ocasiones los hijos han sido concebidos por unos padres adictos al tabaco. Y luego sale lo que sale... Hay que conseguir calmar tanta ansiedad y tanto estrés.




No es fácil dejar de fumar, pero no es imposible. Conozco a mucha gente que me decía que le era imposible dejar el hábito, pero el día en que un médico les diagnosticaba un cáncer, un enfisema o un infarto, paraban de fumar ipso facto.




Yo nunca he protestado por tener fumadores a mi lado, ni he dejado de ir a locales llenos de humo de puros y de cigarrillos. Pero ser fumador pasivo es algo muy desagradable.




Prohibieron fumar en los aviones. Muchos fumadores vuelan 22 horas a otros continentes, sin fumar, y no ha pasado nada. En el resto de Europa llevan ya mucho tiempo con estas restriciones al tabaco y están más que acostumbrados.

Aquí no se han hecho muy bien las cosas, especialmente por el tema de las inversiones que se hicieron en los locales para crear zonas de fumadores, por lo que se está generándo mucha polémica. Pero, fumadores y no fumadores, tendremos que acabar fumando juntos la Pipa de la Paz.



Todo sea por una salud mejor que, finalmente, es lo más importante de nuestras vidas.



Como he hecho mención en este post de la conquista de América, quiero recomendar efusivamente la película de Iciar Bollaín TAMBIÉN LA LLUVIA, que trata el tema del nefasto comportamiento de nuestros famosos conquistadores en tierras indígenas.

23 comentarios:

Jordi Martin dijo...

Carlos,

Excelente post.Me parece magnifica la ley antitabaco ,creo que hace tiempo se debería de haber implantado.

Un abrazo,

Jordi Martin

Bea dijo...

El problema de la ley es lo mal que se ha hecho obligando primero a realizar inversiones para separar zonas de fumadores/no fumadores pera apenas dos años después tirar por tierra la inversión. Está bien la restricción, pero creo que han redactado la ley olvidando un poco el sentido común. Generalizar es lo que tiene. Por lo demás es un gusto entrar en locales "limpios" con las niñas!
La película es estupenda! Un beso. Bea

Bell dijo...

Yo he sido fumador empedernido por mas de treinta años. Ahora desde septiembre de 2009 estoy libre de humos y dependencias estúpidas, espero me dure para siempre.
Comprendo a los fumadores pero he de decirles que luego se alegraran de tener limitada las áreas donde poder fumar.

Carlos Martorell dijo...

JORDI MARTIN: Ya me contarás sobre tu próximo trabajo con "mis amigos" mal pagadores...

Carlos Martorell dijo...

BEA:No se ha hecho bien, tienes razón, pero hay que ser europeos y acatar lo que toca. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

BELL:Con tu comentario me ha quedado claro que BELL es un hombre, al decir "he sido fumador empedernido". Con esas 4 letras no me sabía si comentaba un hombre o una mujer. Un abrazo.

Doña Manolita Dalloway dijo...

Yo que fumo mi paquetito y pico diario estoy a favor de todas estas restricciones.

Es todo negativo lo que relaciona al tabaco, y yo fui de los idiotas que empezó con 20ytantos...

Acabo de cenar, me voy a fumar un cigarrillo....

Carlos Martorell dijo...

DOÑA MANOLITA DALLOWAY: "...fumando el humo la vida yo consumo..." cantaba Sara Montiel. Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Lo estoy dejando porque sí que es un vicio estúpido y..., caro. Empecé a fumar, silly me, a los 30. Por ahora voy espaciando los cigarrillos cada tres/cuatro horas. Cuando acabe mi último paquete, lo dejo. ¿Sabes? Me gusta entrar en bares y restaurantes libres de humos. Creía que se me iba a hacer muy cuesta arriba no poder fumarme un pitillo con mi café pero, al fin y al cabo, una se acostumbra a todo en la vida...
¡¡Qué buen repaso has hecho a la historia del tabaco!! Besotes, M.

Carlos Martorell dijo...

MERCHE: No te he visto nunca con un cigarrillo en la mano. Me alegro de que lo estés dejando. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Querido amigo Carlos:
Hace meses que no tengo la oportunidad de comentar tus escritos del "observador solitario" porque en esta profesión que tu conoces perfectamente en la que desarrollamos nuestra actividad, cada día hay que dedicarle más horas, más trabajo, más creatividad y mucha más ilusión para NO MORIR EN EL CAMINO.

Respecto a la Ley que prohibe fumar en espacios públicos solo un comentario: HA LLEGADO MUY TARDE.

Personalmente he fumado durante más de veinte
años cigarros habanos de todos los calibres y marcas. Desde hace más de diez años ni los puedo oler de lejos y he sido sumamente beligerante cuando a mi lado en un restaurante de "postín" los comensales han encendido sus habanos sin miramiento alguno hacia el resto de comensales próximos y sin aspavientos y con buenas maneras les he rogado que esperasen a que pudiéramos terminar nuestro almuerzo para iniciar su fumata.
Muchas veces los he convencido y gentilmente han retrasado su inicio hasta ver como y cuando terminaba nuestro almuerzo. Les he correspondido con un millón de gracias y hasta nos hemos hecho "amigos en los postres". Solo para este tiempo.

¿De qué nos asombramos? En medio mundo está prohibido fumar en restaurantes, clubes, espacios públicos cerrados, etc... Y no es de ahora, desde enero de 2011. Ni en Italia, tan parecida en los gustos y vicios a España, se permite fumar desde hace muchos años y los fumadores no han dejado por este motivo de frecuentar sus restaurantes favoritos, sus clubes privados o sus bares más cercanos y apreciados.

Carlos: ya era hora y lo que hay que pedir es rigidez máxima en el cumplimiento de la Ley y que por respeto a los no fumadores los que incumplan la misma que sean denunciados y multados cayendo sobre ellos todo el peso que la propia Ley permita.

Me felicito y te felicito por haber llegado a la conclusión de que el tabaco, como otras muchas cosas, mata poco a poco y "casi sin notarlo".

Ahora tendríamos que convencer entre todos y sobre todo entre tú y yo, que le queremos, a Ferran para que abandone el tabaco antes de que este le abandone a él. Creo que ya es una causa perdida, pero....???

Un fuerte abrazo.

Juan Robles

Carlos Martorell dijo...

JUAN ROBLES: Tienes razón. No creo que mi hermano deje el tabaco. Y debe de estar que trina con la ley.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

qué guapa François Hardy! qué fue de ella? sigo poniendo canciones suyas de vez en cuando y también de Birkin que estuvo en Madrid hace poco.

tienes razón con lo de la ley antitabaco, para mi es una decepción ver como se hace política con la salud y lo que llega a escribir gente que parece seria. por fin podremos tomar un café sin humo!!

abrazo

juanma

Anónimo dijo...

Estimado Carlos: en Uruguay rige la prohibición de fumar en lugares cerrados desde hace unos 5 años. Yo no fumo, no me gusta en lo absoluto y coincido con usted en que besar a un fumador es como hacerlo con un cenicero. En Uruguay se hizo por decreto del ex presidente Vazquez,oncólogo de profesión. Justo es decir que es un placer ir a un restaurante, una fiesta o cualquier evento y no volver con ese olor asqueroso en la ropa. No obstante, reconozco el derecho que tiene toda persona a fumar si le place, lo ideal seria una solución que contemplara a fumadores y no fumadores. Aqui se decidió de forma autoritaria en aras de la salud pública, me alegro que el expresidente fuese oncólogo y no urólogo u otra especialidad asociada porque sino pobres de nosotros los uruguayos.
Le mando un fuerte abrazo y a ver si se da una vueltita por aqui a cortar un poco el frio del invierno.
Alba Inés

Carlos Martorell dijo...

JUANMA: Parece que se la ha tragado la tierra! Nunca más supe de Fraçoise Hardy, con lo famosa que fue. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

ALBA INES: No sabía que en su país estaba prohibido desde hace tantos años. Gracias por la información. Un abrazo.

FERNANDOG dijo...

Carlos:

No he fumado en la vida, pero lo que mas agradezco de esta ley es que se acabo el salir de un local y llegar a casa con la ropa oliendo a tabaco.

Un abrazo

Carlos Martorell dijo...

FERNANDOG: Hace mucho tiempo que no se fuma en Europa, y somos los españoles los que peor hemos reaccionado. Estamos haciendo el ridículo. Pero no es de extrañar: somos los más cocainómanos del mundo, los reyes del abandono escolar y la incultura, nuestras universidades están por debajo de la 230 del mundo, tenemos unos programas de televisión vomitivos con gran éxito de audiencia y que fomentan la imbecilidad, el paro en España es demencial, y tenemos unos políticos mediocres, tanto en la derecha como en la izquierda. El panorama es para fumar Tranquimacín.

alba dijo...

Estimado Carlos: esta es la web de Francoise Hardy.

http://www.francoise-hardy.com/

Disfrutemos

Saludos

Alba Inés

Carlos Martorell dijo...

ALBA INES: Muchas gracias!!! Un abrazo.

la-de-marbella dijo...

Yo gracias a la ley del tabaco fumo menos. Sinceramente creo que es un pelin excesiva en cuento a las zonas de ocio o de hosteleria. Sin embargo yo, que no me contengo nada, estoy muy agradecida a la prohibición. Ahora me contienen los demas. Genial tu entrada.

Carlos Martorell dijo...

LA-DE-MARBELLA: Me alegro de que fumes menos. Irás notando los beneficios. Y conozco a muchas que no se han puesto peso. Ánimos! Un abrazo.

Anónimo dijo...

lo normal fumar !!
yo tengo 11 años y fumo mariguana y bebo alchol :)