domingo, 30 de marzo de 2008

APELLIDOS VERGONZANTES



Como si fuese una vergüenza llamarse Pérez, Fernández o Rodriguez, los medios informativos eliminan por sistema esos, tan hispánicos, apellidos paternos de nuestros políticos.

Y se habla tanto de Rubalcaba, de De la Vega, o de Zapatero, que están consiguiendo que nos olvidemos de sus verdaderos apellidos, como si estos políticos fuesen hijos de padres desconocidos.

Por esta misma regla absurda, a Jordi Pujol, a Felipe González y a Mariano Rajoy deberíamos llamarles: Jordi Soley, Felipe Márquez, y Mariano Brey.

Aunque Felipe González no consentiría jamás que, en los telediarios, en la radio, en los periódicos, o en las revistas, se le llamase Felipe Márquez, por muy tipical spanish que sea su apellido paterno.

Hoy firmaré Carlos Oliveras, y me olvido del Martorell, como si fuese un conocido político con un apellido, por lo visto, vergonzante.

No entiendo por qué no se le llama Sr.Rodriguez a nuestro Presidente.

Fotos via Flickr: tinou bao, bruckerrlb.

1 comentario:

Antonio Machado dijo...

Pues a mi me encantan los apellidos con zetas, en teoria pertenecen a los descendientes de aquella primigenia Hispania visigotica y por ende mas castizos que nadie. En estados unidos tenemos que bajar hasta el noveno puesto para encontrar un apellido inglés, Smith, los primeros puestos están copados por apellidos españoles, en este orden, Rodríguez, González, García, López, Fernández, Pérez, Martínez y Sánchez. Otro pais con apellidos españoles es, sorprendentemente, Australia, con Fernández como primer apellido.