jueves, 27 de marzo de 2014

ADOLFO SUÁREZ. OLVIDOS Y APLAUSOS PÓSTUMOS

El desprecio, las tensiones, el estrés, el rechazo, las decepciones, las preocupaciones y tragar mucha bilis pueden causar grandes estragos en las neuronas y, en consecuencia, que el cerebro humano borre todo el pasado de la mente de una persona.
Se perfectamente de lo que hablo porque mi madre padeció esa horrible enfermedad.
Mi madre sufrió las tres fases del Alzheimer. Los 20 años que duró su enfermedad, y sus 10 años en una residencia, me proporcionaron la información para escribir mi segunda novela.
El 3 de julio de 1976 Adolfo Suárez juró el cargo de Presidente del Gobierno, en presencia de Don Juan Carlos, que creyó en él desde el principio.


Carlos Arias Navarro le precedió en el cargo y Leopoldo Calvo Sotelo le sucedió. Un trio de distintos presidentes pero integros.
Adolfo Suárez fue una figura clave para la transición de la dictadura de Francisco Franco a un sistema democrático. Fue un político vocacional dedicado en cuerpo y alma al pueblo español.
Muchos de los que ahora hipócritamente le aplauden no le perdonaron la legalización de los partidos comunista y socialista.
Cardenales, obispos y curas, que le rindieron homenaje en su funeral, no le perdonaron que legalizase el divorcio, y le dieron la espalda.
El 25 de febrero de 1981, cuando Suárez había presentado su dimisión, el Rey le otorgó el título de Duque de Suárez.

El tan merecido ducado es con Grandeza de España.
Recuerdo con disgusto el dia que dimitió. Y también cuando, solo, decepcionado y traicionado por casi todos,  este gran Presidente abandonó la política en 1991.
En el mes de mayo de 2001, enferma de cáncer, falleció su esposa Amparo Illana, con quien tuvo cinco hijos. Fue otro durísimo golpe para el ex-presidente.
En el año 2003 se confirmó que Suárez padecía la horrible enfermedad de Alzheimer. La degeneración progresiva de sus células nerviosas provocó que se borre de su memoria incluso el haber sido Presidente de España.
Una vez fallecido todo han sido honores, elógios, fastos y aplausos póstumos. ¿Por qué no se le reconocieron sus enormes méritos de gran estratega político y hombre íntegro mientras estaba con vida?
Parece que la muerte de Adolfo Suárez ha sido la cura repentina de un "Alzheimer" general que ha sufrido el pueblo y la clase política durante todos esos años de olvido absoluto.

Boicoteadores, envidiosos, especialistas de la zancadilla y de poner palos en las ruedas del éxito ajeno han esperado a verle metido en un ataud para homenajearle al unísono, muy emocionados.
En España, reino de la envidia, no gusta dedicar ovaciones a los vivos, ni reconocerles sus méritos.
Todas estas muestras de enorme y global agradecimiento, ese cambio de nombre del aeropuerto de Barajas, y todos esos discursos de alabanza se le hubiesen podido dar en vida.
De la familia Suárez solo conozco personalmente a Javier.
Y, hace muchos años y en muchas ocasiones, coincidí con Sonsoles, con quien compartíamos algunas amistades.

Mi más sentido pésame por el fallecimiento de este gran hombre, que ha puesto el listón muy alto a todos esos políticos que han conseguido que el pueblo no les respete.

14 comentarios:

Maria dijo...

Felicidades por el Blog.
Tienes mucha razón en lo que comentas.
Adolfo Suarez, Gran Persona y gran político, ha escrito una de las paginas más importantes en la historia de España.

Carlos Martorell dijo...

MARIA: Muchas gracias. Un abrazo.

alba dijo...

Estimado Carlos, he sentido mucho la pérdida de un hombre de bien, nadie pudo expresar tan bien el trato que tuvo Suárez en vida como tu.Me duele su muerte y más me duele el olvido. Un abrazo enorme
Te fiel lectora
alba

Merche Pallarés dijo...

Cuanta razón tienes cuando dices que en España no se aprecia a nadie en vida, solo la muerte les otorga grandeza. Q.E.P.D. el gran Suarez.

Carlos Martorell dijo...

ALBA: Muchas gracias! Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

MERCHE PALLARÉS: Muchas gracias. Un abrazo!

Luis Cano dijo...

Don Adolfo Suárez fue una persona cabal, centrada y sobre todo HONRADO.

Su gran ética personal, le llevó a renunciar a su puesto y a su sueldo en el Consejo de Estado, ha sabiendas de que tendría que hipotecar su casa, para pagar el tratamiento anti cáncer de su mujer.

Si hubiera podido ver el panorama que padecemos con los políticos -de todos los colores-....cobrando sueldos y pensiones de lujo por haber estado unos años ocupando cargos públicos -y sin poder explicar sus patrimonios-... incorporados a los consejos de empresas -a las que previamente beneficiaron desde el poder-.... desprestigiados y plagados de escándalos de corrupción... maestros en crear desigualdades, mentiras e injusticias... sin respeto ni peso en el plano internacional.... y sabiamente rechazado y cuestionado, cada día por mas ciudadanos.... hubiera querido abandonarnos, bastantes años antes.

Si de verdad quieren honrar a Suárez.... que imiten su decencia... su humildad... su honradez... su sentido de la dignidad.... ¡¡DIMITIENDOS TODOS!!

Amigo Carlos... como siempre.... un placer seguir su estilo... en sus lúcidos y brillantes posts... Un Abrazo.

Folk dijo...

Curiosamente hoy gobiernan politicos que hablan de los logros de Suarez, hablan de Suarez ayudó mucho a consolidar la democracia, pero por otro lado hoy vemos como en muchas cuestiones se está retrocediendo decadas , el mejor homenaje que se le podría hacer a Suarez en vez de tanta palabreria por parte de los que gobiernan ,sería que trabajasen por una democracia cada vez mejor, que todo el mundo tuviese derecho a un empleo digno y una vivienda, acceso a una sanidad publica de calidad etc...etc...

Saludos

Carlos Martorell dijo...

LUIS CANO: Gran verdad en todo lo que dice. Gracias y un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

FOLK:Es curioso pero otro Suárez, hoy día, me parece impensable. ¡Cuánto chorizo y cuánto incompetente!

Núria Robert dijo...

Gracias por compartir este momento.

Carlos Martorell dijo...

NURIA ROBERT: Gracias a ti por leerme. Un abrazo.

Lolou Lafayette dijo...

Apreciado Sr. Martorell, felicitaciones por su post y por la capacidad de plasmar muchos pensamientos compartidos. Como siempre, sus blogs son un placer y lujo

Adolfo Suárez, el líder
A.C.S.

Carlos Martorell dijo...

LOLOU LAFAYETTE: Gracias! Su nombre me recuerda a mi fallecida amiga Loulou de la Falaise. Un abrazo.