domingo, 3 de noviembre de 2013

LA CABEZA Y EL CUERPO DE CARLA ARAQUE

Con las medidas de la cabeza y el cuerpo de la modelo Carla Araque se confeccionó el molde de yeso de los maniquíes de los escaparates de los fantásticos grandes almacenes Sak's y Bloomingdales de Estados Unidos.
En los años 70 me compré una cámara Nikkormat y me lancé a fotografiar y a entrevistar a personalidades del arte, la moda y la alta sociedad de Nueva York. Aquí estoy en casa de Elsa Peretti, a quien hice varios reportajes y dediqué la contraportada de La Vanguardia en 1978. Me adelanté 35 años al tiempo.
Toni Plandiura, productor entonces de las joyas de Elsa Peretti, me presentó a la modelo Carla Araque, y le alquilé su apartamento. Fotografié y entrevisté a Carla para varias revistas en España, donde la famosa modelo era una desconocida.
Carla nació en Olivenza, Extremadura. Su padre era un militar andaluz que tuvo 8 hijos. Recibió una severa educación durante los 5 años que estudió con las monjas Salesianas.
Fue modelo de pasarela para Elio Berhanyer y Pedro Rodriguez, entre otros. Afirma que aprendió mucho de Manolo Pertegaz. Ya en Nueva York, su diseñador preferido fue Halston.
Mucho influyó Elsa Peretti en el gusto elegante de Halston, cuyas modelos desfilaban con joyas y accesorios de la famosa diseñadora italiana. Halston fue el Saint Lurent americano. Yo estaba encantado frecuentando a todas estas personas tan creativas.
Es curioso que los diseños de Halston de finales de los 70 son totalmente actuales, pero con más clase. Yo fotografié muchos desfiles en Nueva York.
Carla trabajaba para la importante agencia de modelos Wilhelmina. "Las modelos teníamos que saber bailar. Los desfiles podían ser un show con coreografías. Yo tomaba clases de jazz", me dijo Carla.
En los desfiles de Halston se caminaba con máxima elegancia. Este desfile tuvo lugar en el Penthouse del Olimpic Tower.
Importantes celebridades como Bianca Jagger, Andy Warhol, Liza Minelli, o Anthony Perkins, asistían a los desfiles de su íntimo amigo Halston.
Al finalizar un desfile de Halston, en el Rainbow Room del Rockefeller Center, fotografié en el backstage a Marisa Berenson, que era una de las celebridades del grupo que yo frecuentaba.

Entre los asistentes estaba la española Ana Castor, elegida Elegante en el Rainbow Room del Rockefeller Center, junto a la Princesa Ira Von Fürstenberg, Marisa Berenson, Madame Grès y Diana Vreeland. La revista PROTAGONISTAS publicó mi artículo.
Componían el jurado Gina Lollodrígida, Givenchy, el Príncipe Egon Von Fürstenberg, Claudine Auger, Elsa Martinelli y la Sra. Fanfani, esposa del Presidente de la República Italiana. 
Días más tarde, vestida con un modelo de Norma Kamali, Carla posó delante de un cuadro en el estudio del pintor Robert Llimós.
Mi entrevista, con las fotos de Carla en el estudio de Robert Llimós, se publicó en el nº 50 de la revista de moda DUNIA.
Carla Araque desfilaba dos veces al año en Japón y Australia.
La modelo extremeña frecuentaba el ambiente de los artistas del Soho. Y era muy amiga de Salvador Dalí.
 A Dalí le encantaban las pieles y en París se quiso quedar con mi abrigo de marmotas. No lo consiguió.
Carla Araque era una desconocida en España porque, en aquellos años, no se enteraban de casi nada de lo que ocurría en el mundo de la moda de Nueva York.
Lo mismo ocurría con la fantástica Naty Abascal, que no fue conocida en España hasta contraer matrimonio con el Duque de Feria.
Naty ya era un importante personaje en el mundo de la moda internacional, mucho antes de casarse con el duque. Me la presentó el simpatiquísimo diseñador Giorgio Sant'Angelo, con el que Naty se rie en la foto, cuando ella estaba aún casada con Murray Livingston Smith.
Carla posó ante uno de los cuadros de la colección "Mediterrania", de Llimós, que se expuso unos días más tarde en la Genesis Gallery de la calle 57 de Nueva York.
Yo dediqué la contraportada de La Vanguardia, del 12 de noviembre de 1978, al pintor catalán Robert Llimós, que me cedió amablemente su estudio para fotografiar a Carla.
En el estudio de Llimós me encantaron el radiador, diseñado por el artista Marcel Duchamp, el vestido y la capa de cachemira de Halston, y las joyas de Elsa Peretti para Tiffany.
El 23 de mayo de 1979, LECTURAS publicó mis fotos con una entrevista.
 La revista Diagonal que, como tantas otras, imitaba al "Interview" de Andy Warhol, también publicó la foto. 
PROTAGONISTAS también publicó la noticia de los maniquíes de yeso para los escaparates de Sak's y Bloomingdales's.
Un dia fui a entrevistar a la diseñadora Mimi Trujillo.
Y allí estaba Carla probándose unos modelos.
Mimi Trujillo estaba casada con Radhamés, hijo del presidente de la República Dominicana Leónidas Trujillo.
Y hablándo de dominicanos Carla me dijo: "Los comienzos de mi carrera en Nueva York fueron muy duros, sobre todo por el idioma. Fue una maravilla trabajar con el dominicano Oscar de la Renta".
 Me encantó retratar a Oscar de la Renta, un gran diseñador y un gran señor que fue alumno de Cristóbal Balenciaga.
El 13 de septiembre de 1982 Carla Araque se subió a un DC-10 de Spantax que debía volar de Málaga a Nueva York. Al despegar cayó el avión, se partió en dos pedazos y ardió. Ella saltó por una puerta de emergencia y milagrosamente se salvó. Hubo muchísimos muertos.
Recientemente, en una comida en L'Indret de Semon, recordé a Luis del Olmo que le conocí en el 82 cuando acompañé a Carla para que la entrevistase sobre aquel horrible accidente, en Radio Nacional de España.
Carla y Oscar de la Renta se reencontraron 36 años más tarde en la apertura de su boutique en Madrid. A Carla le saltaron las lágrimas.
FOTOS: Carlos Martorell.

15 comentarios:

alba dijo...

Carlos: para una amante de la moda y de NYC este artículo es oro. Qué épocas tan increíbles. Yo estuve en el Studio 54 viendo Cabaret hace unos años y se me puso la piel de gallina. Yo era una niña en esta época que tan bien retratas, que además de leer Hola,como corresponde a hija de españoles, devoraba las pocas Vogue que se conseguían. Qué elegancia Naty, Marisa y no sabía lo de los maniquíes. Los setenta moldearon mis gustos estéticos, las películas italinas, las actrices europeas y ese halo incomparable que tiene NYC. Gracias por compartirlo. Beso grande

alba

Carlos Martorell dijo...

ALBA: Este post me ha dodo un trabajo de chinos!!!! Me encanta que lo aprecies. Un abrazo.

alba dijo...

Me encantó! Carlos
Beso

Mario Figueroa dijo...

Es un placer y un honor para mi leer todas sus publicaciones. La publicación de hoy me hace transladarme a ese época que tanto me ha cautivado siempre. La manera de relatar los hechos, me hace sentir como si le tuviera delante suyo embobado escuchando todo lo que usted va narrando.

Un abrazo enorme Carlos Matorell!

Anónimo dijo...

Memorable, Carlos, tu post es una lección de historia de la moda. De la mejor moda. Hoy en día citar a Halston me parece de justicia, además de evidenciar conocimiento y buen gusto por tu parte. Ahora que se cumplen 50 años del magnicidio de Dallas y, aunque el modisto de referencia de Jackie era Oleg Cassini, no descartes que el sombrerito " Pill Box " que lucía la primera dama aquel funesto día fuese de Halston. Él los creó. En cuanto a Carla Araque, ¡ Qué bellezón ! ¡ Cuanta elegancia !. Hoy , en éste mundo de la moda plagado de cretinos y anoréxicas, salvo contrarísimas excepciones, se encuentran a faltar dos cosas muy necesarias: Belleza y talento. Todos los personajes que hoy citas en tu post poseían ambas en abundancia. Felicidades, Carlos, por tu post y por tu santo. Desde Valldemossa, Carlos N.

Merche Pallarés dijo...

Creo que conocí a Carla cuando fui a N.Y. con Luis Cantero y Oriol Maspons en el '77. Recuerdo conocer a una modelo española cuyo novio era médico (si no recuerdo mal...). Besotes, M.

Carlos Martorell dijo...

Mario Figueroa: Muchas gracias, me ha costado muchas horas recuperar el material archivado en mis libros. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

Carlos N: Ya veo que eres un entendido. Tengo muchas fotos de la época en que me movía en la Factory. Un abrazo

Carlos Martorell dijo...

Merche Pallares: Si. Cierto. Tenía un novio médico. Un abrazo.

jose dijo...

Vaya, pues no sabía que en los 70 había habido una modelo española tan importante.

Por cierto, ya me estoy leyendo el Requiem por Peter Pan, y veo que Marcos Lafuente frecuentaba los mismos ambientes que tú, por los años de los que hablas en este post… igual coincidisteis en alguna fiesta, o incluso teníais algún amigo en común jeje

Saludos

Carlos Martorell dijo...

JOSE: Como digo en el post en España no se enteraban de la vida social y la moda de NY en esos años. Me alegra saber que me estás leyéndo. Un abrazo.

Anónimo dijo...


Hola, Carlos.

Gracias por compartir estas fotos con nosotros y un poco de la vida de Carla Araque, un modelo que nunca había oído hablar de usted - pero cuya belleza parece "atemporal".

Y, por supuesto, estoy de acuerdo con usted acerca de Naty Abascal que todavía es fantástico!

Carlene

PD Me encanta la nueva imagen de usted en el abrigo de piel!
Grandes abrazos y seguir sonriendo.











Anónimo dijo...

Genial articulo ! fotazas de mi tía la modelo Carla Araque ... bellezón total . Te leo hace tiempo Carlos pero nunca había comentado este post. Un abrazo .

Carlos Martorell dijo...

CARLENE: Muchas gracias!

Carlos Martorell dijo...

ANONIMO: Me alegra que te guste este post sobre tu tía,un abrazo.