sábado, 9 de julio de 2011

CENÉ EN EL BULLI, UNOS DÍAS ANTES DE SU CIERRE


Como consta en la portada de este menú, que me entregó la anfitriona Lourdes Carbó, con más de 45 snacks y platos para degustar, yo fuí el comensal nº 6.246 de estas últimas cenas a beneficio de elBullifoundation.

Bajo la firma de Ferran Adrià puede leerse: 2014, fecha de la inauguración de elBullifoundation.


Yo había conocido, años atrás, en casa del escultor Xavier Corberó, a este alquimista de la cocina, número uno mundial de la gastronomía.


Al llegar a Roses, la visión de las aguas de la cala Montjoi me provocaron unas enormes ganas de bañarme. Pero desistí porque no tenía traje de baño, y hubiese tenido que nadar, en "deconstrucción de bañador". O sea: en calzoncillos.
 

Hasta final del mes de julio, el Bulli, ya cerrado como restaurante al público, se alquila a empresas para que ocupen, en exclusiva, sus cincuenta plazas. Las llamadas "Últimas cenas de el Bulli" son a beneficio de su Fundación.


En la agradable terraza se fueron concentrando, para el aperitivo, cincuenta personas llegadas, para esta ocasión histórica, de muy diversos y remotos países.


Lourdes Carbó, fundadora de Alberta La Grup, fue quien convocó a ese grupo tan cosmopolita.


La primera copa que nos ofrecieron fue de champagne Gosset Grande Réserve.


Seguidamente llegaron los snacks:


GALLETA DE CACAHUETE Y MIEL


CORTEZA DE BACALAO


GALLETA DE TOMATE


MERENGUE/PROFITEROLES DE REMOLACHA Y YOGURT


AIR-BAGUETTE


Por respeto a su intimidad, no he querido poner imágenes de los comensales nacionales e internacionales que fueron ocupando las mesas.


Me sorprendió conocer a personas de China, Brasil, Venezuela, Argentina, Estados Unidos, Suecia, o Kazajistán, que habían viajado para cenar una noche en el Bulli, y regresar al día siguiente a sus países de origen.


Sobre las 8 h. de la tarde Ferran Adrià nos recibió en su cocina-laboratorio, y nos presentó a su equipo.


Yo compartí mesa con mis amigos Juanjo Burgos Bosch, abogado, Alberto Diez, partner de el Bulli, y CEO de AD Group, y Rubén Dalmau, alto directivo de Feria de Barcelona. (Esta foto fue tomada por Pablo Burgos Bosch).

Este fue el largo menú con las originales creaciones culinarias de Adrià, maridadas con los vinos Godelia Selección 2009, Corton-Le Vergennes Cuvée Paul Chanson 2007, El Pisón 1999 y, mi preferido: Château de Beaucastel 2004 de Châteauneuf-du-Pape.


Este excelente vino procede de los viñedos de Avignon, plantados durante el pontificado del Papa Juan XXII, en 1321.

Comencé, con gran curiosidad, a degustar esta larga serie de platos minimalistas, creados con una infinita imaginación y con un cierto sentido del humor, porque los aromas, sabores, texturas y temperaturas engañan a los sentidos y confunden agradablemente al paladar, evocando recuerdos gustativos.


CAÑAS DE MOJITO Y CAIPIRINHA


FLAUTA DE MOJITO Y MANZANA


GIN FIZZ FROZEN CALIENTE


ACEITUNAS VERDES SFÉRICAS-I


BROTES DE PINO


CACAHUETES MIMÉTICOS



RAVIOLIS DE PISTACHO


PORRA DE PARMESANO


"MACARÓN" DE PARMESANO


GLOBO DE GORGONZOLA


CHIP DE ACEITE DE OLIVA


PAPEL DE FLORES


WON-TON DE ROSAS CON JAMÓN Y AGUA DE MELÓN

CANAPÉ DE JAMÓN Y JENGIBRE


CERILLAS DE SOJA



EMPANADILLA DE NORI


GAMBA DOS COCCIONES


TÁRTAR DE TUÉTANO


AIRE HELADO DE PARMENSANO CON MUESLI


TAGLIATELLE DE CONSOMÉ A LA CARBONARA


CREMA DE CAVIAR CON CAVIAR DE AVELLANA


PORRA LÍQUIDA DE AVELLANA


SHABU-SHABU DE PIÑONES


POLLO AL CURRY


CEVICHE DE ALMEJA


TACO DE OAXACA


GAZPACHO Y AJO BLANCO


ESPARDEÑAS-ESPARDEÑAS


NINYOYAKI DE LIEBRE


CAPUCCINO DE CAZA


RISOTTO DEMORAS CON JUGO DE CAZA


RAVIOLI DE LIEBRE CON SU BOLOÑESA Y SU SANGRE


BLINI DE YOGURT


COCA DE VIDRE


FILIPINOS


ROSA DE MANZANA


CAJA DE CHOCOLATES



Me fue muy difícil elegir entre tantas deliciosas hojas de chocolate y menta after-eight.


Ayudado por mi tenedor extensible, especial para degustaciones, la selección me resultó mucho más sencilla.

Con una copa de Moscatel Victoria 2, del 2006, terminó este gran espectáculo gastronómico.


A final de julio el restaurante el Bulli cerrará sus puertas y comenzará una nueva y muy distinta etapa.


elBullifoundation será un centro gastronómico multidisciplinar. Un proyecto innovador en gastronomía, turismo y arquitectura.



Al despedirme de Ferran intercambiamos libros. El me firmó el suyo, y yo le firmé el "Réquiem por Peter Pan", que me gustaría se reeditase en digital.

En un párrafo de mi primera novela, del año 1996, sobre la decadencia de la utopía hippy en Ibiza, isla en la que trabajó Ferran en 1981, hago mención del salto de la cocina rústica ibicenca a la cocina sofisticada, imitación Bulli, de los restaurantes de una Ibiza que está de super moda.


Casualmente, Ferran Adrià trabajó en el restaurante Finisterre, de Barcelona, que yo decoré junto a Estrella Salietti.

Muchísimas gracias Ferran, Juli y Lourdes.
http://www.albertalagrup.com/

18 comentarios:

manuel dijo...

Es admirable, divertido y un fenómeno del marketing actual, pero creo que se ha magnificado mucho. Es muy inteligente Ferran Adriá al cerrar ya a tiempo El Bulli, tenia los días contados.

Anónimo dijo...

Querido Carlos:

Decir, como lo hace/escribe aquí "manuel" que "El Bulli tenía los días contados" es, como mínimo, una aseveración basada en la más absoluta de las ignorancias y/o mala intención provocadora.

Adriá, los hermanos Adriá, Ferran y Albert y el socio VITAL en El Bulli, el inefable y magnifico Juli han llegado a la cima de lo indiscutible y podrían haber seguido por este mismo sendero hasta que con el tiempo no hubieran tenido más remedio que abandonar como lo haremos todos cuando nos llegue la hora.

Pero no es por un capricho o cansancio insufrible -que también- el que El Bulli haya dicho ¡hasta aquí hemos llegado! y tenga un proyecto de inmediato futuro: El Bulli Foundation que será una iniciativa maravillosa, exitosa y sin igual.

El Bulli ni se crea ni se destruye. Solamente se transforma y en breve veremos que se convierte en un proyecto innovador en gastronomía, turismo, arquitectura y ...(¿?) Ya se verá.

Por cierto, Carlos que te veo en una foto acompañado de mis entrañables amigos, Ferran,
J.J Burgos Bosch, el “inmenso” Alberto Diez -casi un hermano- y Rubén Dalmau, alto directivo de Fira de Barcelona al que aprecio sincera y cordialmente.

He escrito tanto y tanto de El Bulli y sus “cerebros inigualables” que este comentario que me permito escribir en tu blog es solo un “cariñoso” comentario/respuesta a “manuel”.

Un fuerte abrazo y sigue con salud.

Juan Robles
Editor

Carlos Martorell dijo...

MANUEL: Juan Robles te contesta. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

JUAN ROBLES: Cuando comentas, comentas sin ahorrar palabras!! Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Gracias a ti, mi querido y entrañable Carlos, ya puedo decir que ¡también he estado en el Bulli! Qué reportaje tan completo. Maravillosas las fotos de los platos que supongo, aunque fueran minimalistas, os llenaron y saciaron. Geniales. Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

¡Ah! y se me olvidaba decirte que de todo lo que he leido y visto sobre El Bulli (que ha sido bastante...), tu reportaje ha sido el más logrado,a nivel de fotos del lugar, del comedor, de los vinos y de los platos. Chapeau! Besotes de nuevo, M.

Carlos Martorell dijo...

MERCHE PALLARES: Con el menú en mano, fui buscando por unos 60 sitios de Internet cada plato, fotografiado por distintos clientes de el Bulli, de distintos países. Un trabajo de 10 horas!!!! Yo no llevé cámara. Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Pues ¡doble chapeau! querido. Besotes de nuevo, M.

Anónimo dijo...

Hola Carlos,

Soy nueva comentando pero te sigo hace ya un tiempo.
Yo me he quedado con las ganas de ir al Bulli, llevo tres años intentándolo y no ha habido manera, así que una experiencia así ya no podrá ser, será otra! Ya que el Bulli transformado en Fundación o en otra cosa ya no será lo mismo, por fuerza.
Así que al menos gracias a tu blog he podido conocer el último menú degustación de el Bulli.
Enhorabuena por tu blog.

Mónica

Carlos Martorell dijo...

MONICA: Siento que no hayas podido tener tu experiencia en el Bulli. No eres la única... Hay millones en lista de espera. Gracias por comentar y por tus amables palabras.Un abrazo.

toni dijo...

Carlos, excelente reportaje. Me ha parecido un ejemplo dificilmente superable de periodismo gastronómico. Se percibe el tiempo dedicado...El Bulli ya es historia; que viva El Buli Foundation.

Saludos

Carlos Martorell dijo...

TONI: Muchas gracias y un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Jopé Carlos mo te has currao este post del Bulli, gracias por compartir esta experiencia exclusiva, mi hija hace 4 años sí tuvo la suerte de disfrutar una cenita y la recuerda como uno de los momentos gastronómicos más "sublimes de su vida;)

Tu artículo "Mirando atrás" de Pacha 2011 me saca una sonrisa nostálgica ¡Qué guapo eras jodío!, jajaja ¡Qué lástima perderme algo así! oye, Charlie ojo azul, ahora estás estupendo, perooo... tú ya me entiendes, jeje
Un abrazo!

Anónimo dijo...

Perdónnn se me olvidó firmar...
SOL

Carlos Martorell dijo...

SOL: Pues creo que ya ha salido mi siguiente artículo de la serie de la revista PACHA, sobre cómo se podía bailar antes de las macrodiscotecas y el chumba-chumba pasado de decibelios. Un abrazo.

ASSILI dijo...

un PLUS

ASSILI dijo...

un PLUS

Anónimo dijo...

Que ricos los filipinos!