viernes, 4 de marzo de 2011

CARNAVAL GALLIANO Y CONSECUENTE PATADA EN EL ANO

El gibraltareño John Galliano ha sido despedido de Dior, tras protagonizar, beodo, el 26 de febrero, una lamentable escena en la que profirió insultos y frases antisemitas, en la Brasserie La Perle, del barrio Le Marais de París.


Hace unos años, la Princesa Beatriz de Orleans me pidió que me ocupase de Galliano, que llegaba a Barcelona, para inspirarse en la obra de Gaudí. Envié un coche al aeropuerto pero Galliano había perdido el avión. Le recomendé el Hotel Arts, pero rechazó mi propuesta. Entonces llamé a Rafael Soldevila para reservar en su Hotel Majestic. Allí le recibieron como a un príncipe, pero les hizo un desplante y se fue al Arts, con un grupito de amigos cutres.

Galliano quiso ver el espectáculo de La Fura dels Baus, en el Liceo. Pero no había entradas. Llamé a Manuel Bertrand, presidente de la sociedad del teatro, amigo y compañero de colegio, y conseguí unas muy buenas localidades. Como Galliano salía todas las noches de marcha y colocón destroyer, en compañía de su impresentable pandilla, se quedó en la cama y no asistió al Liceo. En Barcelona dedicó más tiempo a los antros y a los afterhours que a Guadí. Yo estababa furioso y le envié una carta llamándole, entre otras cosas, perfecto mal educado.


Nunca me hizo gracia este histriónico personaje, decadente, mimado y consentido por la fauna de la Alta Moda.


Su desproporcionado divismo y su pasión por salir a saludar, en las pasarelas, vestido con disfraces mamarrachescos, y en actitudes pasadas de rosca, siempre me disgustaron profundamente. El grupo del máximo lujo LVMH apostó por un marketing demencial, que le funcionó durante mucho tiempo, pero que ha terminado por pasarle factura.


Aunque no puede negarse su inmensa imaginación y capacidad creativa. Yo creo que es el mejor diseñador del mundo de disfraces y trajes para la ópera y el teatro. Asistir a sus desfiles de Dior equivalía a presenciar un alucinante espectáculo carnavalesco de un Cirque du Soleil de la Alta Costura.








¿Qué diría Christian Dior si levantase la cabeza? ¿Qué pensaría al ver las pintas y colocones de quien, hasta hace unos días, fue el heredero de su prestigioso nombre? ¿Qué cara pondría Dior al enterarse de que John Galliano, muy colocado, y tras proferir insultos nazis, había sido despedido fulminantemente, con una más que merecida patada en el trasero?


Qué distintos eran los salones de Alta Costura en la años 50. Y qué gran presencia tenían aquellos modistos. Los modelos que las mujeres veían sobre las pasarelas, podían ser lucidos en la calle. Por que no había circo mediático, ni marketing. Primaban la clase, el buen gusto, la calidad y el auténtico glamour.







Con esta famosa foto de Avedon, de la modelo Davinia, con un diseño de Christian Dior, doy paso a otro rey de la elegancia: Cristobal Balenciaga.


Balenciaga abrió su casa de costura, en San Sebastián. Posteriormente se instaló en París, y tras varias décadas de éxito internacional, cerró en 1968. Cristobal Balenciaga fue un gran señor, y el mejor modisto de Alta Costura de la historia de España.






Yo no conocí personalmente a Balenciaga. Pero sí a muchísimas de sus clientas, entre las que se contaban algunas de mis tías. Yo le hice un pequeño homenaje, diseñando esta portada, en 1987, con un modelo que perteneció a la Marquesa de Santa Cruz, y que lució en la boda de su hija, y gran amiga mía, Casilda Fernández Villaverde, Condesa de Carvajal.


Otro gran modisto, rompedor y vanguardista, pero que no necesitó hacer el loco sobre las pasarelas para lograr el prestigio internacional, fue Pierre Cardin. Yo conocí a este famoso modisto francés en 1972.




Hubert de Givenchy le conocí en mis años de periodista amateur en Nueva York. Cuando este elegante discípulo de Balenciaga se retiró en 1995,  John Galliano pasó a dirigir su casa de costura.


La elegantísima actriz Audrey Hepburn fue musa y modelo de excepción de Givenchy, y lució sus diseños en prácticamente todas sus películas.






Conocí a Yves Saint Laurent, en Maxim's, en la fiesta de presentación del ejemplar de la revista Vogue, que diseñó Salvador Dalí. Fuí invitado a cenar en su casa de París y también en el palacio de Marrakech.


Saint Laurent, un gran genio tímido, fue incapaz de disfrazarse o travestirse para salir a recibir aplausos sobre las pasarelas.








Valentino, aquí en una cena en mi casa de Ibiza, ha sido otro grande de la Alta Costura, que no ha necesitado hacer excentricidades para darse a conocer en el mundo entero. Siempre ha sido un diseñador comedido y bien educado, como su socio Gian Carlo Giametti. He navegado en el TM Blue One, entrevisté a Valentino para El Mundo, y sé de lo que hablo.







Y, como estoy poniendo ejemplos de grandes señores de la Moda, con actitudes totalmente opuestas a las de Galliano, no puedo dejar de mencionar a Oscar de la Renta, a quien conocí y entrevisté, también, en Nueva York en los años 80. Esta foto fue tomada en la inauguración de su boutique en Madrid, evento que fue organizado por Luis Medina Abascal.







Lamentablemente, John Galliano ha truncado toda una carrera de éxito internacional por ser un tonto con muchos humos. A mí, la noticia, no me ha sorprendido. Yo recomiendo a Lady Gaga que lo contrate.

"El número de tontos es infinito", se dice en el Eclesiastés.
"Los tontos son legión", escribió Santo Tomás de Aquino.
"Qué difícil es vivir entre tanto imbécil", escribió Einstein en una carta a su hermana.

21 comentarios:

Ulises dijo...

"Los modelos que las mujeres veían sobre las pasarelas, podían ser lucidos en la calle", que gran verdad. Realmente lo de ahora parece más un marketing para vender colonias.

Estupendo el blog, enhorabuena. Que envídia haber conocido a tantos personajes interesantes

Carlos Martorell dijo...

ULISES: Muchas gracias por tu comentario.Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Ay, Carlos, ¡qué grandes los diseñadores que mencionas! Aunque fueran gays sabían sacar lo mejor de una mujer. Las hacían bellísimas, con clase. Lo de Galliano y el recientemente suicidado modisto inglés de cuyo nombre ahora no me acuerdo, han sido, como muy bien dices, mamarrachos ignorantes y misóginos. Sobre todo Galliano. A todo cerdo le llega su San Martín. Me alegro. Besotes, M.

lascartasdenadie dijo...

Caballeros, para valorar un problema con objetividad hay que dar toda la vuelta. Yo he leído con sorpresa el post que firma Martorell, así q les dejo un artículo escrito con una visión diferente, por si les interesa. Un saludo y los mejores deseos

http://www.doze-mag.com/index.php/moda/460-john-galliano-dior

Carlos Martorell dijo...

MERCHE:¿Te has fijado en Audrey Hepburn, en la escena de "Angel Face" (Cara con ángel), en la que baja por una escalinata del Louvre emulando a la Victoria de Samotracia? Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

LASCARTASDENADIE: He leído el artículo que me recomienda, firmado por Guillermo Aroca.Y estoy de acuerdo con sus palabras. Yo también mantengo que es un creativo fantástico para lo teatral. Y sé perfectamente que están en Dior hartos, y que sus desafortunadas palabras,estándo trompa (algo habitual en él),han sido la gota que colma el vaso. Por mi trabajo estoy en continuo contacto con celebridades. Unos bien educados y muy tratables, y otros espantosos. Es muy distinta la opinión del que les conoce personalmente, a la del que solo les ve en foto. Acabo de recibir un correo de la Princesa de Orleans, mujer que me encanta y que me contrató para Baby Dior, en el que me dice que le ha gustado lo que he escrito: la pura verdad. Saludos y muchas gracias, sinceras, por comentar.

Carlos Martorell dijo...

E_MAIL DE MANOLO:
Querido Carlos
Que razón tienes con este tipo , tendrá el talento que tenga pero es un impresemtable .
Casualidades de la vida , cuando yo viajaba mucho hace como 10 años estaba muy en forma
e incluso en los hoteles , utilizaba siempre el gimnasio y si habia clase de yoga lo hacía , y
lo sigo haciendo . En el Four Seasons de Nueva York, Galliano se presentó en el gimnasio con su entrenador personal
(cuando empezó a ponerse cachas) y tuvieron que echarle porque pretendía que no usaramos las maquinas que él iba a utilizar ...y pretendió cambiar la música. Se fue “histérica” y soltando exabruptos y amenazas al personal.
Al cabo de un tiempo me lo encuentro en el Claridges de Londres! Y le echaron de yoga ...

Carlos Martorell dijo...

E-MAIL DE EEUU: El Borracho Grande sure put his foot in it this time didn't he.
Galliano's particular brand of circus had truly spiraled out of sanity.
But to flame out in this dispicably vicious display, spells lost liver and wet brain.
When the liver goes, so does the humor, and all turns acid yellow
until one is seeing through a jaundiced eye.
Only his poison left to behold.
Dale

Brioche dijo...

Totalmente de acuerdo, Carlos. Le está bien merecido por ser tan egocéntrico. La gente grande de verdad posee el don de la humildad, nada más lejos de su caso.

Besos

Merche Pallarés dijo...

La he visto. ¡Preciosa! Gracias, Carlos. Besotes de nuevo, M.

Carlos Martorell dijo...

BRIOCHE: Gracias por tu comentario. Un abrazo!

alba dijo...

Estimado Carlos:

este señor es un tonto del tujes que tuvo suerte pero que finalmente le llegó el momento de enfrentarse al destino que el solito se labró.
Qué magnífica reseña de modistos de alta costura. Yo soy fan de de la Renta. c´est magnifique!
Un saludo

Alba Ines

alba dijo...

Estimada Merche: el diseñador fallecido es Alexander Mc Queen.
Coincido totalmente en tus apreciaciones.
Saludos

Alba Inés

Anónimo dijo...

Antes que los judíos, Hitler asesinó a los homosexuales, los minusválidos, y los comunistas,...él habría sido uno de los primeros en ser gaseado.

Carlos Martorell dijo...

ALBA: Gracias por la aclaración para Merche. Te me has adelantado! Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

ANONIMO: Tienes mucha razón! Saludos.

manuel dijo...

Querido Carlos, muy valiente tu post sobre Galliano, lo cierto es que es una pena que un tipo genial pese a que no nos guste, tirara por la borda toda su carrera y su vida porque está matándose haciendo lo que hace.
No seamos crueles, es un enfermo y como tal creo que ya se le trata.
Pienso que no es comparable el mundo de la moda actual al que nosotros dos nos gusta, españoles como Balenciaga , Pertegaz , Berhanyer , Rodriguez, señores de la moda jamás volverán.
Internacionales como Oscar, Givenchy, Dior, Cardin etc no los sustituyen jovenzuelos histrionicos carentes de sentidos en sus vidas.
Creo que es penoso que las grandes multinacionales como LVMH mantenga a gente como esta en puesto que deben ocupar ademas de genios también señores y señoras de los pies a la cabeza.
El mundo de la moda actualmente está lleno de gente lamentable.
De nuevo gracias y felicidades, eres un maestro señor Martorell.

Carlos Martorell dijo...

MANUEL: Este pobre está muy mal debido a más excesos que de costumbre, tras suicidios de amigos y otras desgracias (Dios los cría y ellos se juntan!).
Pero, con o sin alcohol y drogas, siempre ha sido un mal educado. Mucha gente de baja extracción social triunfa internacionalmente y aprende y se pule. A éste se le han subido los humos, y no solo los de los porros. No entiendo como en su empresa han soportado sus memeces durante tantos años. Todo por el marketing. Un abrazo.

Beatrix dijo...

El mundo de la moda está o estaba siendo manipulado por personas caprichosas e influyentes que no sabían de economía pero sí del tema mediático.
Galliano ha sido el último eslabón de la cadena , estoy convencida que pronto habrán más....se están corrigiendo todo tipo de excesos.

Honesto tu post sobre Galliano, no has dudado sobre su capacidad creativa , tan sólo has comentado su divismo desproporcionado y su pésimo comportamiento.

Carlos Martorell dijo...

BEATRIX: Muchas gracias por tus palabras. Y espero que tengas razón sobre esos excesos absurdos. Un abrazo.

Lola dijo...

Querido Carlos:
Extraordinario tu articulo, como siempre. Las imagenes que has elegido...intemporales. He leido los nombres que se barajan para sustituir a Galliano: Ricardo Tisci, (está al frente del diseño masculino de Givenchy) también Hedi Slimane, quien ya trabajó para Dior, y Alber Elbaz. Ni un solo nombre de mujer¿No te parece penoso?
Tambien hay mujeres extraordinarias, tu has debido conocer muchas. Un abrazo. Lola