lunes, 23 de junio de 2008

EL CATALAN, LOS JOVENES Y EL TRABAJO

Alumnos de 15 años, consideran que el catalán es la lengua menos importante en el mundo laboral, según se desprende del "Estudio sociodemográfico y ligüistico del alumnado de 4º de ESO de Cataluña". En titulares de periódicos como La Vanguadia o el Avui, del 21 de junio, pudímos leer que, a la hora de encontrar trabajo, a los jóvenes les conviene más saber hablar correctamente el castellano y el inglés que el catalán.



Franco cometió un error de graves consecuencias prohibiéndo el catalán. Por lo que comprendo la rabia y el revanchismo de muchos políticos catalanes, que sin ser unos delincuentes, fueron a parar injustamente a la cárcel. En 1964, yo mismo fui detenido en una manifestación estudiantil, en la Avenida Diagonal, y tuve que pagar una importante multa. Pero ese tenaz revanchismo, que a ciertos niveles recuerda al empecinamiento de Franco, está resultando obsoleto en el marco de un mundo globalizado, con tecnólogías de comunicación tan importantes como, por ejemplo, Internet (y todos los aparatos, mandos a distancia, etc. están en inglés).



Nos guste o no, tenemos que adaptarnos al siglo XXI. Ojalá en el mundo imperase el catalán, pero no es así. Lo que es un empeño y un orgullo para una generación del siglo pasado, se está convirtiendo en una desventaja y en un obstáculo para las nuevas generaciones, en lo concerniente al mundo laboral.

Considero la lengua catalana como un lujo cultural, una riqueza lingüística que hay que preservar, y de cuyo conocimiento me siento muy orgulloso. Sin embargo yo, que he viajado por todo el mundo y he trabajado incluso en paises extranjeros, he de admitir que el catalán no me ha servido para gran cosa. Hablar muy bien inglés, francés, italiano y algo de alemán es lo que ha sido de verdadera utilidad para mi trabajo de Relaciones Públicas, y lo que me ha abierto muchas puertas. Y ahora, mirando al futuro, me gustaría saber hablar el chino, pues no quiero quedarme enganchado al pasado.

Muchos políticos, presentadores de televisión y locutores de radio hablan incorrectamente el castellano. Y si a ese pésimo ejemplo, que dan a nuestros jóvenes estudiantes, añadimos la obligación del catalán, como primera lengua en las escuelas, el resultado puede ser un habla pueblerina, con castellanadas al hablar catalán, y catalanadas al hablar castellano. Y ese habla pueblerina se convierte en un obstáculo a la hora de buscar trabajo, y es lo que denuncian los jóvenes estudiantes.


Fernando Savater, respaldado por Carmen Iglesias, Mario Vargas Llosa, Rosa Díez, Félix de Azua, Albert Boadella, Arcadi Espada y Alvaro Pombo, entre otros intelectuales, presentó recientemente, en el Ateneo de Madrid, el "Manifiesto por una lengua común", en defensa del español y solicitando una modificación institucional para que se garantice el derecho total de quienes opten por la lengua española, en comunidades como Cataluña, Pais Vasco y Galicia.


No se trata de posturas antinacionalistas. Se trata de adaptarse a lo que impera en el presente, para que las nuevas generaciones, inmigrantes incluídos, no jueguen con desventaja en el momento de buscar trabajo.

Sé que lo que digo disgustará a muchos. Lo que yo hacía y decía hace veinte años era incomprendido y muy criticado, y en la actualidad resulta de lo más normal.

Fotos:felixjtapia,Alejandro Sanz Romero.

4 comentarios:

XeniaKerimova dijo...

Pues sí, a mi me disgusta. Porque ya puestos, ¿por qué no abandonamos todas las lenguas y nos ponemos a aprender esperanto? No, ¿verdad? Pues con el catalán lo mismo.

Antonio Machado dijo...

De acuerdo. Los politicos nos quieren hacer creer que vivimos tiempos de urgencias nacionales por la lengua catalana que permiten leyes como las de Normalizacion linguistica o la de Inmersion linguistica (algo asi como la ley "Patriot Act" de Bush aprobada tras el 11-S que recorta derechos por una supuesta urgencia nacional por la seguridad). La ley de Normalizacion linguistica permite a la Generalitat ser monolingue en catalan cuando la lengua catalana no es la unica lengua oficial, menos aun la mayoritaria, y ademas hay quien no la entiende. La misma ley prohibe a una empresa privada, por ejemplo un comercio, ser monolingue en español. La ley de Inmersion linguistica veta el acceso en la educacion de mas horas en lengua inglesa porque todas estan reservadas al catalan. En realidad vivimos tiempos de ingenieria social como los 70 años de la URSS.

Anónimo dijo...

y

Anónimo dijo...

Creo que teneis toda la razon, los catalanes tendriamos que dejar de ser tan cabezotas y acostumbrarnos de una vez a hablar en castellano y ingles que son idiomas que te dan mucha mas volada internacional. De pasada recomiendo hacer una campanya por suecia y dinamarca para recomendarles a esta gente que dejen ya de una vez de gastar horas aprendiendo lenguas obsoletas. Esto lo digo en beneficio de todos, estan haciendo perder mucho dinero a la UE y creo que es solo por motivos nacionalistas( de ahi la famosa frase algo huele mal en DInamarca). Daneses y suecos abrid los ojos de una vez, no seais tan pueblerinos: Hablad en Espanyol!