sábado, 7 de abril de 2018

ESPECTACULAR EVENTO DEL 175 ANIVERSARIO DE SANTA EULALIA

Fui invitado por Luis Sans, propietario de Santa Eulalia, y amigo, al fantástico evento del 175 Aniversario de esa gran tienda en el Paseo de Gracia. (1843-2018).
Recuerdo que, de niño, los sastres de Santa Eulalia me confeccionaron algunas piezas de ropa. 
 Luis Sans, su esposa Sandra Dominguez, Montse Guillén y su marido el artísta Antoni Miralda, creador de la performance, muestran el plano del recorrido de la procesión-desfile, que partió del Pla de la Boquería hasta llegar al Palau Robert.
Toda la comitiva, que desfiló por el centro de Barcelona, cubría sus hombros con este echarpe, inspirado en la cruz en aspa en la que martirizaron a Santa Eulalia.
 
"Crucifixión de Santa Eulalia" de Bernat Martorell (Siglo XV).
Cuando llegué al Palau Robert estaba tocando una orquesta.
 Allí encontré a muchos amigos y conocidos.
Felicité efusivamente a Luis y a Sandra por el 175 Aniversario y por el espectacular evento. Luis, a su vez, me felicitó por mi documental, en el que aparece.
Una orquesta, compuesta por ochenta y dos músicos, abría paso a la procesión de los estudiantes de teatro, danza y diseño que portaban los Patrones Figurativos.
 Miralda diseñó los cien Patrones inspirados en vestidos icónicos.
Y aleccionó a los estudiantes que debían portarlos en la procesión-performance.
Los estudiantes ensayaron el desfile para que fuese perfecto.
El rapero Zinkman actuó de presentador y animó mucho la fiesta.
El matrimonio Sans, junto a sus hijos, agradecieron la presencia de los invitados, y tuvieron también palabras de agradecimiento para los participantes en la performance y para los empleados de Santa Eulalia.
 En una gran pantalla se proyectaba un vídeo con felicitaciones desde varias ciudades del mundo.
El catering corrió a cargo de Escribá, que nos hizo brindar con copas con luz propia.
El pastel era un inmenso dedal de costura con alfileres en llamas.
Luego fuimos invitados a abandonar los jardines del Palau Robert para ir a ver el encendido de la fachada de la tienda Santa Eulalia.
La orquesta abrió de nuevo el paso entre la gente, y se dirigió a la tienda, al ritmo de una pieza creada, para la ocasión, por Nil Mujal.
Con este enorme vestido lumínico, confeccionado con Patrones y 20.000 leds, y que se podrá contemplar hasta el día de Sant Jordi, culminó la fiesta.
Para finalizar este show lumínico, creado por Josep Mª Civit, soltaron varias palomas blancas, y se lanzaron grandes confetis con frases escritas, entremezclándose con algunas gotas de lluvia.
¡Mis felicitaciones Santa Eulalia! Elegante y emblemática tienda de moda internacional, y orgullo de Barcelona.

1 comentario:

Vicky Ferrazzano Vargas dijo...

El traje que yo llevaba en tu fiesta de la Inauguracion den Vasari me lo hicieeron las modistas de la tienda del Pº de Gracia de S.E.