viernes, 14 de octubre de 2016

IBIZA EN OTOÑO. TERRAZAS, UN LIBRO Y UN HOTEL PRIVADO.

Llegó el otoño, y con él unas lluvias torrenciales.
 Un rayo me estropeó un televisor y unos reguladores de luz.
 La playa de Es Cavallet prácticamente desaparecida por la tormenta.
Cuando el clima se calmó, fuí a Sa Calma. La magnífica panorámica me inspiró la nueva portada de mi novela, publicada hace 20 años, y que se reeditará en muy breve: Réquiem por Peter Pan en Ibiza.
 En un lunch, en la terraza del Gran Hotel Montesol, Ángel Nieto me presentó a Juan Luque, capitán de la Guardia Civil de Ibiza. Y le conté el capítulo de mi libro en que una amiga mía, loca, drogó a una pareja de guardias civíles, en un control en Amnesia.
Me gustó mucho la terraza de Soleado, en el paseo de Figueretas.
 Tras el cierre de las macrodiscotecas hay más tranquilidad en la isla.
Los DJs, que estaban en todas partes, ya solo se ven en autobuses y vallas publicitarias.
A la fiesta "Fóllame Soy famoso!" le ha salido competencia.
 "Soy una puta rica", del DJ Ale Zuber.
Un DJ de Tecno publicó esta frase, digna de ser enmarcada.
En una cena en casa de Olivier Moureau estuve mirando un libro de la ex reportera de guerra Christine Spengler.
Christine en Irak, 1973. Ahora es una asidua de Ibiza.
Nos conocemos desde hace muchos años. En Francia la condecoraron con la Legión de Honor.
 Renu Kashyap vino a mi casa para escanear fotos para su libro sobre los años 70 en Ibiza, que publicará la editorial Assouline en Nueva York.
Fuí a conocer el nuevo hotel restaurante La Granja, perdido en el campo entre Santa Agnes y San Mateu.
Es un hotel privado para socios. No se admiten niños. Gastronomía muy sana, yoga, rituales, charlas, música en vivo, films al aire libre, y tranquilidad garantizada.

6 comentarios:

Reme Ballesteros dijo...

Unas fotos muy bonitas Carlos, y vaya tormenta!!! mi hermana también me envió algunas fotos y ha llovido mucho, me ha gustado la frase del DJ con la que estoy totalmente de acuerdo!!!! ja ja ja



Un abrazo

Carlos Martorell dijo...

REME BALLESTEROS: Me gusta la música, de la clásica a la moderna, pasándo por las folkloricas, etc. Pero detesto esta horrible cosa que hacen los DJ con su ordenador para propiciar el subidón de las drogas de diseño.

Anónimo dijo...

Carlos martorell, los Dj´S propician el subidón de las drogas de diseño con sus ordenadores, Bob Marley incitaba a fumar marihuana y colocarse con las letras de sus canciones, el rock a tomar cocaina y emborracharse hasta perder el conocimiento, el reggeaton y el rap aparte de incitar a consumir drogas tipo crack casi se podría decir que incitan a la violencia. Es sólo música, que unos disfruten escuchándola y otros consuman sustancias para soportarla realmente fué de siempre. No culpes a los DJ´S del auge de las drogas de diseño, porque ya en la antigüedad cuando los romanos tocaban el arpa, los más acaudalados e importantes miembros de la sociedad de la época, se colocaban con opio, bebían vino y montaban orgías al son de la música. Música y drogas sean de diseño o no, siempre estuvieron relacionadas, no es culpa del estilo de música o su intérprete, es culpa de la sociedad que muchos para soportar su miserable vida tienen que drogarse, sinó no son capaces de disfrutar de lo maravilloso que és estar vivo.

Carlos Martorell dijo...

ANONIMO (no me gusta contestar a anónimos) En todas mis entrevistas he dicho que la generación de músicos que empezó a promocionar las drogas a las masas fue la mía. He conocido personalmente a Bob Marley, Mick Jagger, Miles Davies, y alguno más. Y los que quedan vivos se arrepienten de las tremendas consecuencias de esa promoción. Lo malo de la actualidad es la horrenda manera en que la gente mezcla varias sustancias a la vez, y de muy mala calidad, para estar apretujados entre miles y miles de personas. En Ibiza las urgencias no dan abasto. Es una manera muy distinta de drogarse que en la antiguedad. Y no existían tantas mierdas de diseño.

Pablo Alvarez dijo...

Carlos, en este caso opino como anónimo, sí es cierto que la gente toma drogas de muy mala calidad y demás, pero eso no es culpa del DJ y su música, es culpa de la sociedad, y como expliqué en un comentario en otro post, las discotecas no ayudan mucho a que no sea así, ya que los precios desorbitados de entradas y copas siento decir que favorecen las pastillas y demás drogas de diseño, porque la economía del clubber no da para tanto, además nunca vi a un DJ en Ibiza tomarse una pastilla, meterse una raya o fumarse un porro en directo y delante de los fans, a los artistas del Pop tipo Justin Biebber, Rihanna, Miley Cyrus etc... sí. Un saludo

Carlos Martorell dijo...

PABLO ALVAREZ: Lo cotidiano es: Gasolinera a por alcohol, botellón en el aparcamiento de la discoteca, y ya adentro se consumen las drogas. Hay miles de personas en las pistas y, además del gasto que supone las bebidas, es imposible acercarse a las barras. La gente paga en la entrada, y en las zonas vip es donde dan el super palo. Los DJs se colocan, y no voy a dar detalles, y por supuesto no lo hacen en cabina cuando les hacen miles de fotos. Pero si yo te contase.... Un saludo.