jueves, 29 de septiembre de 2016

IBIZA. OTRO NUEVO RESTAURANTE, UNA PRINCESA Y UNA GRAN ESCULTORA

El restaurante STK abrió en el Hotel Ibiza Corso.
 Elegí esta mesa para recibir a mis invitados de tres nacionalidades.
Una galería de Nueva York cedió obra del artísta Seen, que se proyecta en las paredes.
Cené con Sandra Bettelini, suiza; la Duquesa Sylvia Serra di Cassano, alemana casada con italiano; y Paolo Carioni, italiano. Les encantó la gran calidad de la cocina de STK.
Durante la cena hay shows entre las mesas.
STK tiene una amplia terraza con vistas al puerto y Dalt Vila.
En la sala se exponían cuadros de Julian Lenon, hijo del Beatle John Lenon.
Al día siguiente estuve filmando una pequeña entrevista en casa de la Princesa Mª Gabriella de Savoya.
Nos veremos pronto en Estoril, en el Bal de la Riviera, con la Princesa Lalla Salma, esposa del Rey de Marruecos.
Llevé a Mª Gabriella a conocer SLUIZ, una tienda fantástica.
Mientras la Princesa miraba esta lámpara-escultura, yo recibía la noticia de otra escultura, en Barcelona.
Luisa Sallent, viuda de mi tío Enrique Martorell, a punto de cumplir 82 años, ha terminado su última escultura de más de 3 metros de altura.
Es impresionante que Luisa haya convertido este enorme bloque de mármol griego de Thassos en una bella mujer.
Luisa Sallent también es pintora. Le fascina el cuerpo femenino.
Y a mí me fascina ella. Es guapa, elegante, amable y una gran persona.
Estar en tan buena forma y esculpir enormes piezas, con casi 82 años de edad, tiene muchísimo mérito. ¡Bravo!