jueves, 17 de septiembre de 2015

TORNEO DE POLO IBIZA-MÉJICO

La segunda edición del Torneo de Polo Ibiza-Méjico tuvo lugar en el Ibiza Polo Club, propiedad de Gabriel Iglesias.
 Pedí a la Vicepresidenta del Consell, Marta Díaz, que acudiese para entregar el trofeo al equipo ganador de la final. Allí nos recibió Eva Márquez, directora del Club.
 El equipo de Méjico ganó la Copa Ibiza Style.
De Méjico llegó Giorgio Brignone, el creador de Costa Careyes, en la foto junto a Javier Solórzano.
 Javier es propietario del restaurante La Mezcalería.

Costa Careyes es un auténtico paraíso.

 Equipo de Méjico: Diego Aguilar, Guillermo Steta, Diego Solórzano y Chucho Solórzano.
Equipo de Ibiza Polo Club: Gabriel Iglesias, John Fiorito, Agustín Arestizabal y Lucas Fernández.
 Entre el público estaban mis amigos Rui y Sofía de Sousa y Panchita Lladó, con Javier Solórzaba. También estaba Guillermo Steta, Presidente de la Federación de Polo de Méjico.
 El evento contó con la gastronomía de los famosos chefs de Méjico Marcela Bolaños y Carlos Valdés.
Esta es una muy pequeña muestra de las muchas variedades ofrecidas.
Sandra Bettellini y yo saludamos al chef Carlos Valdés, de Baja California Sur.
Marta Díaz, Vicepresidenta del Consell, entregó el trofeo al equipo de Ibiza.
  Pidieron mi colaboración para la entrega de estos premios. Aqui con el equipo de Méjico.

El equipo perdedor quiso tener protagonismo, un momento antes de que fuesemos regados con champagne.
Llevé a Sandra Bettelini a ver los elegantes diseños de Cortana, que allí exponía Diana Rodriguez, directora de la boutique de Ibiza.
 Después de la entrega de premios, Rosalía Vila cantó maravillosamente.
Fue muy aplaudida actuación de la bailaora Naiara Núñez.
La abogada y directora del Club de Polo, Eva Márquez bailó unas sevillanas con Naiara Núñez.
  Agradecí a Marta Díaz que hubiese asistido para entregar el trofeo y la acompañé hasta la salida.  Paolo Carioni felicitó efusivamente a la cantante Rosalía Vila.
Me despedí de Eva y de Gabriel, agradeciendo que me invitasen a entregar los premios.
Yo me auto-premié, pero no por el Polo. Me auto-premié por el Palo que ha sido mi ritmo demencial durante este desenfrenado e insostenible verano. Y la cosa aún no ha acabado...