jueves, 10 de julio de 2014

SOY UN ESPECTADOR DE LA NUEVA Y MILLONARIA IBIZA

Pasé un día a bordo del yate de mi amigo Giovanni Mahler, un gran empresario de una generosidad sin límites.
Fue un merecido descanso tras el ajetreo vacacional, mezclado con mi trabajo de Ibiza.
Finalmente un poco de silencio.
Formentera es un paraíso.
En la comida, en el barco, estaba Alexander Pereira, director de la Scala de Milán.
La Scala de Milán es uno de los teatros de opera más famosos del mundo.

 A bordo viajaba también un importante ministro, brazo derecho del presidente de Kazajistán, que es el nuevo líder productor de petróleo.
 Por la noche fuimos a cenar a la casa, en Formentera, de Rafael del Pino, presidente de Ferrovial.
 La noche siguiente estuve en el restaurante-cabaret LÍO con Rafa Nadal y su grupo de amigos de Manacor.
Rafa no pudo disfrutar plenamente del show. Todo el mundo quería fotografiarse con él y no le dejaron tranquilo ni un minuto. Tiene una paciencia de santo. 
 En LÍO cenaba también mi cliente Félix Revuelta, con su mujer e hijos. Hablamos de terminar el vídeo que dirigí para su hotel de salud Healthouse Las Dunas.
 En el puerto Marina Botafoch se ha inaugurado el restaurante TEMAKINHO.
Este agradable nuevo restaurante está al borde del agua, con una vista espectacular.
Los propietarios son el brasileño Santo Bellistri y el italiano Massimiliano Zavagli, en la foto con sus esposas Linda y Diamante.
En la carta se ofrece una gran variedad de sushi, con un toque de creatividad de Brasil.
Cené en TEMAKINHO con mi amiga suiza Sandra Bettelini.

FOTOS: Carlos Martorell.