miércoles, 4 de junio de 2014

LA HORRIBLE DECADENCIA DEL O2 CENTRO WELLNESS

En 1994, contratado por la super profesional Mercedes Misol, organicé con Slogan el acto inaugural del impresionante Centro Médico Teknon (hoy Clínica Quirón Teknon).
Debido al éxito conseguido con la inauguración de Teknon, Mercedes Misol, en 2003, me propuso inaugurar la Clínica CIMA. En un edificio blanco, adjunto a la clínica, se inauguró también el gimnasio O2 Centro Wellness.
Mercedes me llevó a visitar el gimnasio. Tan solo ver la magnífica piscina, una pieza entera de acero en un tercer piso, y con vistas a un parque, me hice socio fundador.
Para colmo, los despachos del O2 estaban en la masia que fue el colegio Luis Vives de mi infancia. Yo estaba encantado.
Los cuatro primeros años fueron muy bien, a pesar de que ya no contaban con la buenísima colaboración de Mercedes Misol. Lo que fue un gravísimo error.
Además de trabajar con máquinas, yo asistía a clases de tono, pilates, aquagym y yoga. 
Casi a diario utilizaba la zona de aguas, que estaba impecable. Curiosamente, los directores o directoras no duraban más de un año. Creo que he visto desfilar a unos once. Asesoré a muchos de ellos y les di buenos consejos.
Debido a la incompetencia de la propiedad y de los últimos directores el O2 fue degenerando. 
Hasta hace unos meses estuve pagando 225 € al mes. Pero ya no los valía. Yo era uno de los pocos socios fundadores que quedaban. La tarjeta oro no servía para nada.
Hace más de una año me enteré de que Sanitas, propietaria de CIMA, compraba el O2,  edificio blanco pegado a la clínica. El último director nos decía a los socios que eran "falsos rumores". Mientras, seguían cobrando a muchos socios, como yo, un año o seis meses por adelantado.
La degradación se aceleraba. En cualquier gasolinera o supermercado se podía comprar un pase barato para ir al Spa del O2. 
Resultado: Gente mal educada que dejaba todo hecho un asco, y que practicaba sexo en los jakuzzis, en los que nunca más volví a sumergirme.
A partir de enero de este año la decadencia del centro era de verguenza. Esta alfombra rajada y sucia está aún en la entrada.
Empezó a ser difícil conseguir una toalla o un albornoz, que estaban todos rotos y deshilachados.
 Muchos socios se dieron de baja. Yo me enteré que era el tonto que seguía pagando 225 € al mes y, tras protestar enérgicamente, pasé a pagar seis meses por adelantado, a 176 €, porque el inepto director me engañó asegurándome que el O2 no cerraría. 
A los pocos días suprimieron del todo los albornoces. En pocas horas se acaban las toallas, y el mueble ha quedado vacío para siempre. Una tomadura de pelo.
Muchos socios y empleados, desesperados y enfadados, me pedían que protestase por ellos y me enviaron fotos como esta de la falta de limpieza.
Esto es un desague de la piscina, que ves mientras nadas.
Así están los techos de la piscina que me enamoró.
Así encontré una jabonera. Y muchas de ellas sin jabón.
El desorden es impresionante.
Aquí solo quedaron unos trozos de cinta. Ya no se pueden usar.
Esto colgaba en la puerta de la sala donde yo hacía yoga y pilates.
Dí a marcar unos calcetines y me los devolvieron hechos un asco. Un empleado del vestuario me dijo que se había acabado el marcador de ropa y me los había marcado con un rotulador normal, porque se negaban a comprar otro.
Aquí, antes de la total decadencia, había un termo con infusiones, junto a un dispensador de vasos de plástico. Ahora nada de nada.
Más cosas vacías. Y se han suprimido clases y reducido personal.
El colmo del cachondeo fue el cartel de "Fuera de Servicio" del dispensador de colonia de publicidad. Hice que lo quitasen. También protesté para que quitasen la señal de Zona WiFi.
El genial director había puesto señales de Prohibido usar el móvil y, a dos metros, la señal de Zona WiFi. ¡De carcajada!
En consecuencia la gente pasaba de todo y usaba los móviles.
Una de las mejores instalaciones de España se ha ido al traste, por la pésima gestión. Yo me he largado tras dar la bronca final al director.
"¡Oh! 2 Neuronas Centro Badness". Este podría ser el nuevo logo del O2, debido a la tremenda cara dura por estar cobrando caro y no dar el servicio por el que pagamos los socios. Cuando lo honesto y correcto hubiese sido anunciar el cierre a socios y a empleados con antelación, y dar un buen servicio hasta el cierre.

"¡Oh! 2 Neuronas" acaba de publicar una revista, como si no fuesen a cerrar, en la que se dice: "Nuestra misión es conseguir que el socio se sienta bien en el Centro, como en casa". 
¡Ja, Ja ja!
Y en la carta, en la que finalmente han de admitir que no eran "rumores" y anuncian el cierre en julio, tienen la soberana jeta de decir : "Hasta el 30 de junio el centro seguirá abierto con absoluta normalidad y seguirá ofreciéndo los mismos servicios", y bla bla bla...
 ¡¡¡¡¡¡Ja, Ja, Ja, Ja, Ja, Ja, Ja!!!!!!

22 comentarios:

Janeth Tenorio Gómez dijo...

Hola Carlos, pido disculpas por los tacos q escribiré pero no es para menos. Menuda mier.. de país tenemos y sin ofrecernos esto. España es el Reino de los sinvergüenzas y delincuentes, eso no se puede hacer pero como te cobran y luego se largan y no pasa nada, a esa gente nunca les pasa nada por eso hacen tantas fechorías. No somos si no unos pardillos a merced de tanto lobo. Por un local de esos en vez de ellos cobrarte, ellos te debían de haber pagado por seguir yendo. Un Pena en todo sentido, lo siento por ti y por los q se han ido al paro. Un saludo y a buscar otro gym.

Janeth Tenorio Gómez dijo...

Perdona escribo desde el móvil y escribo mal, en vez de *Ofrecernos* quise decir *Merecernos* un saludo

Carlos Martorell dijo...

JANETH TENORIO GÓMEZ: Está siendo una verguenza, y como de costumbre me toca dar la cara por los socios y los pobres empleados.Un abrazo.

Janeth Tenorio Gómez dijo...

Hola Carlos, pido disculpas por los tacos q escribiré pero no es para menos. Menuda mier.. de país tenemos y sin ofrecernos esto. España es el Reino de los sinvergüenzas y delincuentes, eso no se puede hacer pero como te cobran y luego se largan y no pasa nada, a esa gente nunca les pasa nada por eso hacen tantas fechorías. No somos si no unos pardillos a merced de tanto lobo. Por un local de esos en vez de ellos cobrarte, ellos te debían de haber pagado por seguir yendo. Un Pena en todo sentido, lo siento por ti y por los q se han ido al paro. Un saludo y a buscar otro gym.

Corsario dijo...

Cuanta razón tienes Carlos !!
He sufrido en mis propias carnes la decadencia del Centro. Suerte que en Enero decidí darme de baja al no soportar ya como estaba degenerando el servicio y la educación de algunos asistentes.
Realmente es una pena que se haya sabido gestionar bien, ya que desde mi punto de vista era el mejor centro de España.

Kiky dijo...

Que lástima ver así el O2! Yo fui socia del 2006 al 2008, y la verdad es que era un centro divino, lleno de detalles que te hacían la experiencia más placentera. Me encantaba. Pero me parece increíble la forma en que se ha degradado. Qué penita, y que injusto para los socios y trabajadores. Con esas instalaciones tan chulas! Menudo desperdicio!

Fernando dijo...

Hola Carlos, he estado mas de cinco años de socio hasta este final de mes que no he podido aguantar más y me he dado de baja. Ciertamente todo lo que cuentas en tu artículo ha sucedido y sigue sucediendo este último mes, una auténtica vergüenza que les permitan tener el centro abierto en estas condiciones y estafar a los clientes.

Una auténtica pena, te felicito por el artículo, hacia falta que alguien mostrase como se están portando esta gente y el mal servicio que están dando.

Saludos,

Carlos Martorell dijo...

CORSARIO: Es de Juzgado de Guardia. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

KYKY:Me resulta incomprensible que una maravilla de Centro acabe así. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

FERNANDO: Los socios tendrían que haberse revolucionado al máximo y no criticar a las espaldas mientras soportan la degradación y la tomadutra de pelo. Hemos sido pocos los que hemos levantado la voz. Un abrazo.

jose dijo...

Qué triste que un proyecto así, termine tan mal. Pero es lo habitual en la España actual: la degradación. Es lamentable.

Saludos, Carlos.

claudio dijo...

Hombre! Yo no fui al O2, pero también soy ex alumno del LV, que de momento parece bien conservado. Un saludo.

Carlos Martorell dijo...

JOSE: Y me pregunto cómo debe estar en esta última quincena!!!

Carlos Martorell dijo...

CLAUDIO: Hace varios años que LV ya no es despacho de O2. Un abrazo.

Maria Ferrés dijo...

He sido socia del O2 durante 3 años, la verdad siento una enorme tristeza por ver como a terminado uno de los mejores centros de España.
Ayer fui a recoger lo ultimo que me quedaba en la taquilla, el centro está prácticamente desierto y con una dejadez total.
En resumen, una pena.
Saludos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Vicente Amigó dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carles Arnau dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carlos Martorell dijo...

CARLES ARNAU: No hay montajes. Y me quedé corto porque me fui meses antes del cierre y creo que fue un horror. Socio fundador significa que me hice socio al comenzar O2. Era una maravilla, y fue degradando debido a la pésima gestión de la propiedad y de una cadena de directores.Se nota en todos tus comentarios un odio cerval. Como en otros post que has comentado.

Carlos Martorell dijo...

VICENTE AMIGO: EL O2 estuvo bien los primeros años. Luego fue degredando y tanto socios como empleados acabaron hartos. Y nunca fui con ropa rota a entrenar. La foto es de como la dejaron y ensuciaron. ¡Cuánto odio teneis!

VICENTE AMIGO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Que gracia encontrar este artículo. Estuve trabajando en O2 durante 2 años y viví la decadencia tal y como la describes, de hecho recuerdo informar a dirección de el difusor de la colonia estropeado, ya vistes la respuesta un cartel de fuera de servicio, no daba crédito. Era muy frustrante intentar dar un buen servicio y ver cómo un director incompetente y estafador mandaba todo a la ruina. Desde enero sabían de su cierre,sino antes, y no se interesaron en gestionarlo bien. Fue lamentable...