sábado, 5 de enero de 2013

2013 DEL LUJO A LA MISERIA


Una amiga, asidua a visitas y a compras en mercadillos, me llevó a los Encants Vells, en la Plaza de las Glories de Barcelona.


Todavía no creo lo que vieron mis ojos. 


Me pareció estar en un zoco árabe muy pobre, ya que los gitanos que vendían allí, desde siempre, han desaparecido prácticamente, y han sido sustituídos por magrebíes.


Mucha gente que solía pasear y comprar en centros comerciales,  tendrá que acabar comprando en mercadillos, como los Encants Vells, en este año 2013.


Quiero mostrar los contrastes con las fotos que hice allí


Muchas tiendas de artículos electrónicos han cerrado en el 2012.


Esos productos se encuentran ahora en mercadillos.


Las tiendas de ropa nupcial venden los vestidos de novia perfectamente expuestos, y a precios muy caros.


En los Encants Vells se venden vestidos de novia, arrugados, apelmazados y amontonados, por solo 20 €.


En muchas tiendas, que ya han cerrado, se exponían los productos en perfecto orden.


Aquí el desorden es espectacular. Casi artístico. Esta pirámide de hormas, por ejemplo, podría venderse carísima, como una instalación en la Feria Internacional Arco de Madrid.


Muchas personas ya no podrán permitirse comprar pieles.


En este mercadillo se venden todo tipo de pieles. Regateando te puedes llevar una verdadera ganga.

El regateo en los mercadillos es imprescindible. Si te piden 50 €., tú contestas: ¡10! Y acabas pagando 30. "Ni pa tí ni pa mí".

En fin de año se vende mucha lencería fina en color rojo. Una curiosa superstición...


Los supersticiosos del rojo de fin de año pueden encontrar esas prendas revueltas junto a biblias, relojes, viejos teléfonos y otros trastos.


En cualquier ferretería es fácil encontrar lo que buscas. Y los precios están a la vista.


En esta "ferretería", instalada sobre el asfalto, es difícil encontrar lo que buscas. Y el precio, para el vendedor, dependerá de la cara y el aspecto que tenga el comprador.


Cuando la gente no pueda permitirse comprar calzado de marca, tendrá que ir al mercadillo.


Aquí se venden zapatos, nuevos o usados, de todos los estilos.


El tema mercería es mucho más complicado.


Todo está revuelto y tirado por el suelo. No entiendo ni cómo se aclara el moro que vende en ese puesto.


Si te interesan las antigüedades y ya no te las puedes permitir, también puedes encontrarlas en este mercadillo.


Las antigüedades están un poco destartaladas, oxidadas y abolladas, pero los precios son muy asequibles. Y siempre está el regateo.


Los puestos que más me gustan son los super caóticos, que venden una mezcla que va desde unas bragas, a un marco de fotos, un cubo para fregar, o un juguete roto. 


El orden en los Encants Vells no existe.


Por eso los Encants Vells tienen tanto "encant". 


A este mercadillo solo le falta un bar-coctelería low cost.

16 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Ahora sí que ha salido... Ja,ja... ¡Menudo lio de mercadillo! Ya me agobia solo ver ese desorden caótico... Besotes, M.

Carlos Martorell dijo...

MERCHE PALLARÉS: Hasta ahora el negocio del "baratillo" lo hacían solo los chinos. Ahora empiezan los musulmanes. Un abrazo.

Folk dijo...

Hace unas tres decadas en el Maresme catalan se producia mucho textil... en la zona de Levante mucho calzado...
eso era empleo en las fabricas, trabajo para repartidores,distribudires, vendedores...

Las familias salian adelante mas o menos bien.

en cambio hoy que casi todo se produce en paises donde se trabaja por dos duros el empleo está como está,los que mandan hablan de crisis, pero si se volviese a equilibrar el asunto de importacion-exportacion,y se volviera a producir en el pais pues podrían cambiar algo las cosas...

Pero no se puede esperar gran cosa de unos gobernantes que dia si dia tambien solo hacen que inventar impuestos nuevos que hacen que cada vez haya mas paro y mas gente que se está arruinando...

Saludos

Mª Trinidad dijo...

Hola Sr.D.Carlos, no sabe cuanto me he reído con este post y es que tiene mucha gracias de la forma que lo explica.
Usted que ha viajado por todo el mundo, alucinaría con lo que le voy a contar, estoy segura que eso no lo ha visto, y si algún día va, vaya con un par de fornidos caballeros de guardaespaldas, que si no a la que saque la cámara de fotos, le vuela...Ja,ja,ja.
Es en el barrio de San Roque, debajo de la autovía entre Sant Adriá y Badalona, allí montan todo eso y más una colla de ruman@s y varias veces conduciendo, he visto la movida, y me imagino que será todo robado, porque aparece la urbana y salen corriendo de una forma pavorosa, no he atropellado a nadie gracias a dios, pero un día pienso ir acompañada y verá usted que lo que vieron mis ojos, no se ve en otro sitio del mundo.
Muchas gracias por su buen humor, y no cambie nunca, muchas gracias.
Estoy segura que si va algún día , no daría crédito a lo que vean sus ojos, se lo aseguro y se lo recomiendo, se lo pasará bomba...Ja,ja,ja.
Un cordial saludo y de nuevo muchas gracias por compartirlo.

Mª Trinidad dijo...

http://goo.gl/maps/g7oTy

Le envío el enlace del Google Maps.
Saludos y gracias.

Carlos Martorell dijo...

FOLK: Son una pandilla de incompetentes o corruptos. Así nos va... Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

MªTRINIDAD: Un día me acercaré a ese peligroso mercadillo. Gracias. Un abrazo.

wenedu Garcri dijo...

¡¡Seguimos avanzando....hacia atrás!!!

wenedu Garcri dijo...

Carlos, dices que había vendiendo antes gitanos. Yo acompañé a un amigo que le encargaron actualizar censos, teníamos que ir por las chabolas de los barrios marginales, de Madrid, preguntando y anotando, hace treinta y tantos años, como muchos me decían el mismo nombre y apellido, decían que eran familia, allí todo el mundo era familia, como se enteraron que a lo mejor los censábamos para otorgar pisos, hablo de Madrid, pues cada día había más, me dijeron que los echaban de Barcelona, que Jordi Pujol, me imagino que serían los mossos, le daban un billete de tren para Madrid y 200 pts a cada uno, y sí lo creo porque me lo enseñaban un billete solo de venida y eran muchos...fíjate en qué argucias se metían los Pujolistas...

wenedu Garcri dijo...

Con tu permiso lo twiteo y que lo lean mis amistades de Facebook.-

BCN - UNIQUE designer patterns dijo...

Me encanta el post y la manera como has enfocado la "historia", en fin, la cruda realidad. Els Encants es uno de mis lugares favoritos de Barcelona. Aunque poca, pero todavía conserva cierta magia.

Saludos,

Paco

Carlos Martorell dijo...

PACO: Muchas gracias. No conocía asiduos a Les Encants. Un abrazo.

Mas Jonquer dijo...

Hola Carlos, m´han agradat molt els ultims escrits en el teu blog. Felicitats

Carlos Martorell dijo...

MAS JONQUER: Moltes gràcies!!! Un abrazo.

Anónimo dijo...

Llevo tiempo sin ir, pero era una asidua. Siempre hay tesoros. el belén de casa de mis padres es maravilloso. No hay coctelería, pero un frankfurt para reponer fuerzas. Cada día es un mundo: quizá han cerrado una papelería y allí está lo que sobraba, a precio de saldo. Incluso hay piezas de tela interesantes. Tú que eres un "observador" detectarías cosas singulares. En un rincón, hay una especie de outlet de una cadena tipo Natura o Tierra Extraña. Y quien quiera montar una biblioteca y haya pensado en la Billy de Ikea, ahí hay un señor que vende estanterías más baratas y de mejor madera. Y encima me lo llevó todo en camioneta. ¡Era más barato que en Leroy Merlin! También hay un hombre que vende objetos antiguos, desde violines hasta lámparas. El año pasado, le compré un belén nuevo y resultó que también lo vendían en Vendôme...por diferente precio. La verdad es que no le encuentro encanto, pero sí oportunidades y puedes pasar un buen rato. Saludos a todos. Dolors Massot.

Carlos Martorell dijo...

DOLORS MASSOT: La zona que me enseñaron era con paradas con todo por el suelo y muy cutre. Nada de violines... Un abrazo.