miércoles, 28 de marzo de 2012

EVENTO DE REAPERTURA Y DESFILE DE LOEWE


Peter Marino es el responsable de la nueva decoración de LOEWE en Barcelona.


En esta reforma se han recuperado elementos modernistas de la original fachada de la casa Lleó i Morera que, en 1902, diseñó el arquitecto Lluís Domènech i Muntaner.
Yo llegué acompañado por Montse Roqué de Alvarez Alonso.


Cortaron la cinta inaugural Pierre Yves Roussel, Helena Rakosnik, el Alcalde Xavier Trias, Lisa Montague y Enrique Loewe.


Esta firma nació en Madrid en 1846. Y, en la actualidad, pertenece al grupo francés del lujo LVHM.



Paloma Castro, Jaime de Marichalar y Chantal Gaemper.


Judith Mascó y Vanessa Lorenzo.


El Rey de Agonlin (una región de Benin, Africa) con una de sus dos esposas.


El desfile, y posterior cóctel-cena, tuvieron lugar en la Fundación Antonio Tàpies, a poca distancia de LOEWE.


Pastora Vega y Juan Ribó.


Marisa de Borbón y Ainoha Grandes.


Helena Rakosnik, esposa del Presidente de la Generalitat, Jaime de Marichalar, Nuria González y Cristina Macaya.


Enrique Loewe con su esposa y Laura Ponte.


LOEWE presentó la colección de otoño-invierno, para hombre y mujer, diseñada por Stuart Vevers. La sala del desfile fue decorada por mi amigo Lorenzo Castillo.








Una vez finalizado el desfile subí a la primera planta del museo. Allí me cruce con amigos como el matrimonio Gaudier, Dinath Grijalbo, Mercedes Albert, Rosina Malumbres, Esteban Rabat, Boris Izaguirre, Luis Sans, Susana Gallardo, Rafa y Eva Soldevila y Cucha Puig, entre otros.


Me gustó, especialmente, la exposición de marroquinería, originalmente instalada en la primera planta.








Como conté en un anterior post, yo organicé la apertura y desfile de LOEWE en 1979.


Las modelos, llegadas de París, lucieron una colección de sombreros, diseñada por mí. Pusé dos cachorros de tigre en la pasarela, y shows vanguadistas, con una estética como la que puede verse hoy en el Cirque du Soleil.

En las foto que publicó HOLA (hechas por Sylvia Polakov), se me ve muy joven, conversando con Enrique Loewe.




Recuerdo que asistieron al evento muchos amigos míos como: la Princesa Tessa de Baviera,el Duque de Huescar, Covadonga Oshea (entonces directora de Telva), Antonio Gala, los arquitectos Ricardo Bofill, OscarTusquets, Oreol Bohigas, Federico Correa y Alfonso Milá, Nicole Visniak, Thade Kloswsky.


Serena Vergano, Loulou de la Falaisse, Nené Hartmann, Massiel, Amparo Soler Leal, Monica Randall.


Chelo Sastre, Oriol Regás, los Condes de Sert, Toni Miró, Silvia Alexandrowitch, Laura García Lorca, Montse Ribas, Tony Valls Klein.

sábado, 24 de marzo de 2012

LA VIDA PUEDE SER UN SUEÑO O UNA PESADILLA

El 16 de marzo fue el Día Internacional del Sueño. La palabra "sueño" viene del latín sumnus. En este día Sigmund Freud y Carl Gustav Jung merecen ser recordados con mucho respeto.


Un sueño es una proyección de nosotros mismos, de nuestros problemas, angustias, temores, frustraciones y deseos.





A través de los sueños podemos satisfacer deseos reprimidos que conscientemente nos negamos a reconocer debido a los tabúes de una moral convencional, especialmente en lo que se refiere al sexo.


Los deseos e instintos más profundos de las personas civilizadas están sometidos a estrictas normas sociales que generan frustraciones, traumas y remordimientos.

 Una de las funciones de los sueños es la de ponernos en paz con nuestra conciencia.
Con la conciencia tranquila, sin traumas ni remordimientos, se duerme sin tener pesadillas.

  En 1952, Kleitman publió su estudio sobre  la fase REM (Rapid Eye Movement), estudio en el que colaboraría William Dement. El ojo se mueve a gran velocidad, al mismo tiempo que se modifican las ondas cerebrales. En esos momentos se produce el llamado sueño paradójico, que puede ser agradable, anodino o una horrible pesadilla.


Cada noche soñamos varias veces, si despertamos en el momento que finaliza una fase REM podremos recordar bien el sueño. 
Hay quien sueña todas las noches y recuerda los sueños. Otros sueñan de tanto en tanto y recuerdan algunos detalles vagamente. Y otros dicen no soñar nunca.
 

La pesadilla es un trastorno del sueño. Curiosamente, en el siglo XVIII, se creía que la pesadilla la producían unos monstruos que se sentaban sobre el pecho, generando opresión y dificultad para respirar. De ese "peso" viene la palabra "pesadilla".

 
Una mala digestión puede ser la causante de una pesadilla.


Pero las pesadillas importantes son producto de la fiebre alta, el estrés, o algún trauma psíquico.

 
Las pesadillas son muy frecuentes en niños de entre 4 y 12 años.


Las pesadillas se viven intensamente, a todo color, volumen y luminosidad. Y pueden generar pánico y palpitaciones.

Yo sueño que estoy en plena calle completamente desnudo y trato inútilmente de esconderme.

 
En ocasiones me encuentro con familiares o amigos muertos, y hablo con ellos.


Otro sueño que me angustia mucho es estar solo y perdido en algún lugar extraño del que no encuentro la salida.

Caminar despacio entre peligrosos animales, para evitar que  ataquen, resulta muy angustioso. Esta es una pesadilla provocada por la desconfianza, o el miedo a ciertas personas envidiosas. 


Cuando analizamos nuestros sueños por la mañana podemos encontrar detalles referentes a las vivencias del día o días anteriores.

Nuestro cerebro es un ordenador viviente perfecto que archiva en la conciencia cuanto hacemos, sentimos o pensamos. El inconsciente es un archivo de vivencias.

El sonido del despertador es un destructor de sueños, porque nos sobresalta y nos impide recordar lo que hemos soñado.


Ciertos medicamentos como los somníferos, barbitúricos, tranquilizantes y antidepresivos reducen la calidad del sueño paradójico. El abuso de estos medicamentos puede llegar a anular casi totalmente la posibilidad de soñar.


Lo mismo ocurre con el alcoholismo y las drogas.


Tener la conciencia muy tranquila, pocas preocupaciones y respirar muy bien facilitan un buen sueño reparador.


Casualmente, ese día, recibí una invitación de Joaquín Pérez Valette, para visitar L'ATELIER DES RÊVES (El taller de los sueños).


Dice la invitación: "Una noche, Juliette soñó con un evento extraordinario, en un entorno mágico, para que todo el mundo lo recordara".




En esta exposición onírica, sobre montajes de eventos, participaron las empresas: SERGI AROLA, BC CARPAS, CRIMONS y FLORES ACANTO.


Para interpretar los sueños recomiendo "El gran libro de los sueños", de Emilio Salas.

(Cuadros de El Bosco, Dalí, Magritte y Frida Kahlo).