viernes, 17 de febrero de 2012

UN SAN VALENTIN POR CASUALIDAD


San Valentin de Termi fue un sacerdote de Roma, en el siglo III después de Cristo. Murió en las cárceles del Emperador Claudio por enfrentarse a él, casando en secreto por el rito cristiano a jóvenes enamorados. 


El rito cristiano estaba prohibido por Claudio II. El martirio del sacerdote le convirtió en el patrón de los enamorados. 


El Día de San Valentin es otra celebración anglosajona y muy comercial que hemos adoptado, y en la que los enamorados intercambian regalos con motivos de corazones y cupídos.


En 1840 los anglosajones empezaron a vender postales conocidas como Valentines.



El 14 de febrero, yo paseaba por las calles de Madrid. Y en el número 82 de la calle Serrano ví a unos amigos tomando una copa de champagne, en la boutique ERMANNO SCERVINO. Fue una casualidad. Y entré.


La joven empresaria Aida Bartolomé, devota de esta marca, ofrecía una copa a un reducido grupo de amistades, entre las que ví a la Princesa Beatriz de Orleans, Carlos MundyNatalia Escalada.


También encontré a Carmen Valiño y a Nieves Alvarez, que llegó acompañada por su marido, el fotógrafo Marco Severini.


ERMANNO SCERVINO es el resultado de la unión entre el diseñador Ermanno Daelli, aquí en la foto, y el empresario Toni Scervino.


La última colección de esta marca tiene reminiscencias rockeras y su nombre es "Rock Royal".


A mi Cupido se lo cargaron con el flechazo de un arco certero. Y yo, el día 15, como una flecha, fui a visitar la 31 edición de ARCO, la fantástica Feria de Arte Contemporáneo, que me tiene enamorado.

Fotos en la boutique:  Pablo Corral.

4 comentarios:

alba dijo...

EStimado Carlos: tu cupido dio en el ARCO!!. Muy interesante lo que he visto a través de la prensa, por favor danos tus impresiones.
Saludos

Alba Inés

Merche Pallarés dijo...

Interesante la historia de San Valentín. No la conocía. Besotes, M.

Carlos Martorell dijo...

ALBA: Hoy he colgado el post sobre ARCO. Espero que te guste. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

MERCHE PALLARÉS:Me alegro de haberte informado un poco. Un abrazo.