miércoles, 6 de julio de 2011

GARCIA LORCA, MI HERMANA MAITE Y LOS DEDALES DE ORO


Pere Gimferrer, miembro de la Real Academia Española, compartió pupitre conmigo en el colegio. Gimferrer me inició en la lectura. Gracias a él, a los 15 años, empecé a devorar literatura. 

En la foto, Pere me está pidiendo que le dedique mi segunda novela sobre el Alzheimer, "La memoria enjaulada".


Ya desde adolescente me gustó mucho la poesía y el teatro de García Lorca.


En 1936, García Lorca escribió su obra maestra de teatro "La casa de Bernarda Alba". Dos meses más tarde fue fusilado.

La obra se estrenó en Argentina, en 1945, con un título al estílo Almodovar: "Drama de mujeres en los pueblos de España".


Recuerdo que ví  la obra en Matadero, en Madrid.



La obra se representó en Las Naves del Español, de Matadero.


Maria Rosa Sardá intrepretó a La Poncia, una vieja criada. Y Nuria Espert a Bernarda Alba.


Que poco podía yo imaginar, cuando leía esa obra de teatro, con 17 años, sentado en un banco del Turó Park de Barcelona, o años más tarde, sentado en el teatro "Naves del Español", que Maite, mi querida hermana mayor, se subiría a un escenario, en 2011, para actuar en ese drama de García Lorca.


Hace tan solo unos días, en el Teatro de La Salle Bonanova, Il Piccolo Bcn, dirigido por Guya Colorio, se representó "La casa de Bernarda Alba".


Il Piccolo Bcn ofreció también las obras "Central Park West", de Woody Allen, y "Estos fantasmas", de Edoardo de Filippo.


Sobre el escenario, junto a Maite Martorell, acturaron Marta Sala, Keti Soldevila, Natalia Mur, Mireia Tejedor, Mónica López de Lamadrid, Loli Florencio, Dolors Llambias y Catarina Domingues.


Lo que más me impresiona del trabajo de los actores de teatro es la memorización de los textos. Por ello he de felicitar a mi hermana Maite porque su memoria no está en absoluto "enjaulada", como trato en mi novela sobre el Alzheimer.


Marta Sala interpretó el personaje de Bernarda Alba. Una mujer viuda, madre tiránica, con una mentalidad cerrada, represora y cegada por el qué dirán.


Maite, una actriz amateur que, desde hace muy poco tiempo, se dedica a apreder teatro, interpretó a la vieja criada La Poncia. Una mujer fuerte, confidente de todas las mujeres de la casa, y que siente un gran rencor hacia Bernarda Alba.


La obra gira en torno a un riguroso luto impuesto, físico y psicológico, en un ambiente rural muy represivo.


Este drama es una reflexión sobre el deseo, la opresión, la virginidad, el fanatismo y las ansias de libertad.



Estas son las últimas frases de la obra de teatro más representativa de García Lorca, fechadas y manuscritas por el autor:

"La hija menor de Bernarda Alba ha muerto virgen. ¿Me habeis oído? Silencio, silencio he dicho. ¡Silencio!
                                        Telón.
Dia viernes, 19 de junio de 1936.
.


Y hablando de teatros. En el Teatro Kapital de Madrid, y coincidiendo casualmente con el mismo día de la interpretación lorquiana,  tuvo lugar la entrega de los "Dedales de Oro".


Esta es la foto de grupo de los galardonados sobre el escenario.


Y, de entre los premiados, quiero mencionar especialmente a mi amiga Sylvia Polakov, que recibió el "Dedal de Oro" a la mejor fotógrafo de Moda, de manos del periodista Agustín Trialasos,


Aitana Sánchez Gijón.


Fernando Verdasco.


Anne Igartiburu.

También fueron galardonados MANGO, Adolfo Dominguez, Jaime Cantizano, Cayetana Guillén Cuervo, Cristina Reyes, Lander Urquijo y la Fundación Cristóbal Balenciaga.

9 comentarios:

alba dijo...

Estimado Carlos: Felicitaciones, me imagino que deber ser muy emocionante ver a tu hermana interpretar un personaje en una obra tan emblemática. La sóla mención de Lorca me invoca los versos de Machado y me estremezco.
Yo a estas horas, no tan tarde como tu, trabajo en mi tesis de licenciatura en economía.
Te mando un fuerte abrazo desde esta gélida noche montevideana.

Anónimo dijo...

Enhorabuena a tu hermana. Tenéis el gen de la creatividad. Como tu amiga Alba, de Montevideo, yo también estoy con la tesis pero ya ves que no me pierdo la lectura del blog. Dolors Massot

Carlos Martorell dijo...

ALBA: Admiro que estudies economía. Para eso yo soy una nulidad. Y por eso no soy un hombre bueno en los negocios! Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

DOLORS MASSOT: Sé que me eres fiel en el blog. Muchas gracias.

alba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alba dijo...

Estimado Carlos: saber economía es importante en los negocios porque te permite entender el contexto pero se requieren otros atributos como ser capaz de tomar riesgos, atributo que yo carezco.

Vos sos muy bueno en lo que hacés!!
Y un magnífico bloguero

Un abrazo grande

Alba

Merche Pallarés dijo...

¡GARCÍA LORCA! Cuántos recuerdos... Yo también participé en "La casa de B.A." en Toronto. Mi primer papel fue de mujer de pueblo en el duelo. Lo único que dije, abanicándome como una loca,: "Qué día de caló". Luego volvimos a representarla para un festival multicultural donde ya subí un peldaño. Hice de criada (no la Poncia que es la principal y que seguro tu hermana Maite la ha bordado). Luego fuí ascendiendo y acabé haciendo de madre del novio en "Bodas de Sangre". Por cierto, no creo que leas mi blog pero hace poco escribí sobre este tema. Besotes, M.

FernandoG dijo...

Carlos:interesante post y nuevo descubrimiento: una hermana actriz!!.

Un abrazo!!

toni dijo...

Una frase de García Lorca que me gustó mucho "Mira a la derecha y a la izquierda del tiempo y que tu corazón aprenda a estar tranquilo", apta también para nuestro tiempo...Siempre me gustó la idea de hacer teatro de joven, lástima no haber conocido antes a Guya Colorio por ejemplo.
Saludos.