jueves, 27 de enero de 2011

"BIUTIFUL" ME IMPRESIONÓ


El mismo día en que nacía el hijo de Penélope Cruz y Javier Bardem, y que el actor era nominado para el Oscar, yo estaba viéndo la película "Biutiful". Felicito a la pareja por el nacimiemto de su primogénito, y felicito a Javier por su nominación en Hollywood.


Sin ánimos de pretender ser un crítico cinematográfico, voy a dar mi opinión sobre esta película. He incluído 5 imágenes que no pertenecen a "Biutiful", pero que son práticamente idénticas a algunas escenas de la película.


De la filmografía del director Alejandro González Iñarritu recuerdo, especialmente, la película "Amores perros", que me gustó más que "Biutiful".



El título fonético de esta película viene dado por la escena en que la hija de Uxbal (Bardem en el film) pregunta a su padre cómo se escribe beautiful. Y Uxbal, que es inculto y muy basto, lo escribe tal como suena en español. Uxbal tiene la patria potestad de sus hijos, y es un padrazo, que nunca conoció a su propio padre.


Uxbal es un marginado, de muy baja extracción social, que soborna a Mossos d' Esquadra (policía autonómica de Cataluña), es intermediario entre senegaléses y mafiosillos chinos, en el tema de la falsificación de accesorios de marca, y dvd que se venden ilegalmente en los top-manta. Además, Uxbal cobra dinero a pobres catetos, por hacerles creer que los espíritus de sus familiares fallecidos, aún de cuerpo presente, se comunican con él.

A Uxbal le han dado unos meses de vida, pues tiene un cáncer de próstata, con varias metástasis. Hay escenas desagradables en las que vomita, y otras en las que orina sangre.

Uxbal quiere reconciliarse con su inframundo y saldar deudas morales. Algo que no conseguirá, en el corto y duro tiempo de existencia que le queda.


Uxbal está divorciado de una prostituta de tercera, alcohólica, ninfómana, y bipolar. Una pobre desgraciada, sin presente ni futuro, una catástrofe con piernas, que interpreta Maricel Álvarez. La actriz consigue provocar una mezcla de repugnancia y de lástima al traumatizado espectador.


Uxbal, moribundo, intenta dejar en orden el precario futuro de sus hijos. Los dos niños son causa de constantes peleas, con intercambio de soéces insultos, entre la pareja.  Algo bastante común en matrimonios divorciados de esa calaña.



Lo que genera escenas de violencia, que rayan en la violencia de género. (En esta imágen, el director muestra a Bardem cómo tiene que apretarle el gaznate a su ex-mujer).



Y como Bardem es un muy buen actor, casi la estrangula.



Los dos chinos, que regentan un almacén clandestino de copias falsas, son homosexuales y están liados. No tienen escrúpulos y explotan inhumanamente a un montón de chinos, tanto adultos como niños.


Unos 80 obreros chinos mal viven hacinados en un andrajoso y pestilente sótano, carente de la más mínima higiene. Y tras interminables jornadas de trabajo, muy mal pagado, tienen que dormir vestidos, apretados los unos contra los otros, muertos de frío, sin calefacción, e impregnados por el hedor de la cochambre.


Una mañana aparecen todos los chinos muertos. Han inhalado el gas de unas estufas de baratillo que Uxbal , en un alarde de piedad de úlmima hora, les había instalado en el sótano.

Las imágenes en las que se muestran los interiores de las escuálidas viviendas de Uxbal, de su mujer, o de los senegaléses, son también extremadamente sórdidas y repugnantes.



Uxbal entrega, regularmente, sustanciosos sobornos a unos corruptos Mossos d'Esquadra, para que hagan la vista gorda en determinadas zonas, en las que un grupo de senegaléses vende sus falsas mercancías. Pero los Mossos quieren cada vez más dinero, y los senegaléses, por su cuenta y riesgo, venden además heroína.


Todo ello provoca que los Mossos carguen, con desproporcionada violencia, contra esos vendedores africanos que trabajan para Uxbal.



Muchos son detenidos y apaleados sin piedad.




Uxbal aparece en escena, e intenta defender al cabecilla de los negros, que finalmente logra escapar.



Uxbal es golpeado, detenido y encerrado en un calabozo.




Una vez pagada la fianza, si mal no recuerdo, Uxbal regresa a su cutre habitáculo, junto a sus hijos. El techo está lleno de extraños insectos.



Una escena que me resultó bastante desagradable, ocurre en un puticlub, en el que personas de mucho más nivel económico, dan rienda suelta a sus vicios, entre gogós desnudas que llevan enormes tetas pegadas a sus nalgas.

.


A Uxbal le quedan pocas horas de vida, y bebe, fuma y esnifa cocaína junto a su hermano y unas cuantas putas, en ese club con una música ensordecedora.

El complejo personaje, que interpreta magistralmente Javier Bardem, lleva toda la carga de esta durísima película de denuncia social.



Para conseguir unos euros, Uxbal y su hermano venden el nicho donde está enterrado su padre, al que sacan del ataud.

Iñarritu hizo colorear y pintar algunos nichos del cementerio, como si estuviesen vacíos, e hizo también pintar ataúdes como si estuviesen medio salidos, para dar una apariencia más tétrica al cementerio de Sants. Una mujer, que tiene a su padre allí enterrado, ha demandado a Cementiris de Barcelona. Y Cementiris ha responsabilizado a la productora Mod S.L. por incumplimiento del contrato que había pactado sobre el uso de las tumbas.
Resumiendo: "Biutiful" es un truculento viaje a lo más profundo del cráter de la miseria, física y moral, del género humano. Una acumulación excesiva de la pobreza en que viven los inmigrantes.

Nunca he visto, ni creo que veré, una imágen tan lumpen de la ciudad de Barcelona: Todo ocurre en callejones asquerosos de un barrio marginal de periferia. Exceptuando a unas seis personas, todos son inmigrantes delincuentes, negros y chinos. La policía es corrupta y excesivamente violenta. Sólo se salvan los dos niños.

No es una mala película, pero es muy deprimente. Tiene el mismo nivel de crudeza de aquella película titulada "Mondo cane".

Cuando se encendieron las luces en la sala de cine, en que los silenciosos y traumatizados espectadores tardamos unos minutos en reaccionar y levantarnos de nuestros asientos, pensé: "Comparado con el horror que se muestra en esta película, cualquier persona que viva en una habitación limpia, tenga una simple ducha, calefacción y algo de comer en la nevera es un gran privilegiado, y puede considerarse un príncipe".



Aprovecho para felicitar también a Paulina Rubio y a Colate Vallejo-Nágera, por el nacimiento de su hijo Andrea Nicolás.

Lamentablemente, y debido a mi retraso en felicitarles, tengo que darles también mi pésame por el fallecimiento de Enrique Rubio, padre de Paulina.

12 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Pensaba ir a verla pero despues de tu descripción, me parece que pasaré. La decadencia humana y paisajística me deprime demasiado. Recuerdo hace años ver "Mondo Cane" y ya me bastó para ver el lado oscuro de la existencia. Besotes, M.

FERNANDOG dijo...

Carlos:

Ciertamente esta película toca la misería que nos rodea, y una de esas miserias, es sin duda, la corrupción de las administraciones de turno.Nosotros en Baleares, nos levantamos cada mañana, esperando ver en el periódico,el escándalo o corrupción de turno. Y la policía, ya aplica nombres a cada caso, a cual el más sorprendente,( operación cloaca, operación mar blau etc,etc).Trístemente nos hemos acostumbrado a estos espectáculos.

Un abrazo

Carlos Martorell dijo...

MERCHE: Yo no me arrepiento de haberla visto. Valoro mucho más lo que tengo y me considero un privilegiado. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

FERNANDOG: Repugna mucho más la corrupción de políticos y policías que las imágenes de miseria y cucarachas de esa película. Yo no me acostumbro a esas constantes noticias de corrupción. Un abrazo.

Bell dijo...

Me encanta leer palabras soeces que no me pegan nada que tu pronuncies.
A mi Barden me parece un tipo extraño y nada claro, pero esos personajes marginales ,los borda porque pienso que el en el fondo es así también
Un personaje complejo.
Gracias Carlos por tu opinión.

Carlos Martorell dijo...

BELL: Tienes mucha razón! Un abrazo.

la-de-marbella dijo...

Tremendamente desolador ver ese otro mundo que está en este. Lo mas demoledor es saber que no exagera nada. Cuentas la pelicula con mucha propiedad. <me gusta.

Carlos Martorell dijo...

LA-DE-MARBELLA: Una cosa es contemplar esa sórdida miseria desde el asiento de un cine, y otra muy distinta es vivirla toda una existencia. Un abrazo.

Doña Manolita Dalloway dijo...

La ficción supera a la realidad?
Si.

A mi que me saca los colores " adivina quien viene a cenar esta noche"....

Carlos Martorell dijo...

DOÑA MANOLITA DALLOWAY: Lamentablemente, creo que esta película retrata una sórdida realidad, de la que solo conocemos la superficie. Un abrazo.

LOLA dijo...

Hola Carlos, casi he visto la pelicula a traves de tus ojos. Me fascina leer como sabes trasladar lo que te propones hasta nosotros. Me sorprendo agradablemente cada vez que entro en tu blog, yo tambien me considero una privilegiada por vivir como vivo y estar rodeada de personas que me aman. Te felicito y me alegro profundamente de haberte encontrado. Lola

Carlos Martorell dijo...

LOLA: Muchas gracias por tus amables palabras. Un abrazo.