domingo, 14 de noviembre de 2010

UNA EXPOSICIÓN, UNOS LIBROS Y UNOS RECUERDOS DE TELEVISIÓN


Recibí una invitación de la Fundación Francisco Godia, con la foto del óleo "Venus y Cupido", pintado por Corrado Gianquinto, en 1754.


La exposición "De Luca Giordano a Goya. Pintura del siglo XVIII en España",  podrá visitarse en esta Fundación, sita en la calle Diputació, 250 de Barelona, hasta el 13 de febrero próximo.


El catedrático José Milicua, miembro del Patronato del Museo del Prado, es el comisario de esta muy interesante exposición.


Liliana Godia de Torreblanca, es la presidenta de la Fundación, que lleva el nombre de su padre, y que fundó en 1999.


La obra expuesta, unos 23 cuadros, proviene de colecciones privadas, del Museo del Prado y del Thyssen-Bornemisza. Hay cuadros de grandes maestros como Mengs, Giambattista, TiepoloGiordano entre otros. Pero yo fijé mi atención, especialmente, en los cinco óleos de Francisco de Goya, el gran protagonista de esta exposición.


"La dueña de la Duquesa de Alba", pertenece a la colección de Plácido Arango, presidente del patronato del Museo del Prado. En este óleo, de 1795, la sirvienta llamada "Beata", es mortificada por los niños Luis de Berganza y Maria de la Luz. Pero éstos no fueron los únicos en mortificar a la religiosa sirvienta:


Durante el tiempo en que Goya estuvo en el palacio de los Alba, para retratar a los Duques, pintó también el cuadro "La Duquesa de Alba asustando a la Beata". Este óleo de 1795 pertenece al Museo del Prado, pero no forma parte de esta exposición.

"La obra, o la conducción de un sillar", pertenece a la colección del Grupo Planeta. Originalmente fue un encargo de los Duques de Osuna al pintor.


"El retrato de Asensio Julià" pertenece a los fondos del Museo Thyssen-Bornemisza. Asensio Julià fue el único discípulo reconocido de Goya.


"Sacrificio a Vesta", de la colección de Félix Palacios.


"Sacrificio a Pan", óleo de 1771. Estos dos cuadros de sacrifícios, de cuando Goya era joven, fueron dados a conocer por el profesor Milicua, en los años 50.



La periodista y comentarista de televisión Pilar Eyre ha publicado recientemente un libro titulado: "Maria la Brava, la madre del Rey".




Con gran sorpresa, leo mi nombre y profesión, escritos en la página 444 de esta biografía, en un párrafo que hace referencia a Ibiza.



Entonces recordé las poquísimas ocasiones en que Don Juan, Conde de Barcelona, había cenado en la discoteca Pacha de Ibiza. Solíamos acompañarle con el fallecido Conde de Munter. En una página del libro "El Baile", de Pacha, que en 1993 hice con Toni Riera, incluímos una foto de Don Juan, cenando en la discoteca con dos amigas mías, Carmen Uriach y Tony Serraller de Munter.


Así era de joven Doña Mª de las Mercedes Cristina Isabel Luisa Carolina Victoria de Borbón-Dos Sicilias y Orleans. Princesa de las Dos Sicilias. Princesa de la Casa de Borbón. Infanta de España y Condesa de Barcelona. Doña Maria era prima segunda de su marido.




Anna Alós, otra amiga periodista que trabaja para El Mundo de Catalunya, ha escirto un ensayo, publicado por Esencia, un sello de Planeta, cuyo título me recuerda al de una célebre película de Buñuel: "El discreto encanto de la infidelidad". En la presentación, en la sala Luz de Gas, ejercerán de presentadores Luis Racionero, Luis Amiguet y Antonia Dell'Atte.

En las 250 páginas, de rápida lectura, se cuentan historias reales con nombres irreales. Y queda patente que la infidelidad que más incordia está estrechamente ligada al sexo y al deseo.




Dice la autora: En la infidelidad perpetrada por el hombre manda su "quinta extremidad". Y en la infidelidad de la mujer mandan las neuronas de la emoción.



Yo creo que, hoy día, hay muchas mujeres igual de liberadas que los hombres, y que son infieles simplemente por puro placer físico.

En el restaurante St. Rémy, de Barcelona, tuvo lugar un cóctel con motivo de la concesión del XXVIII Premio Herralde de Novela, que otorga la prestigiosa editorial Anagrama.


El jurado estuvo compuesto por Salvador Clotas, Marcos Giralt Torrente, Luis Magrinyà, Vicente Molina Foix y el editor Jorge Herralde.


Personalidades de la cultura de Barcelona se concentraron en  los dos pisos del restaurante St. Remy.


El premio ha ido a parar a Colombia. El escritor Antonio Ungar, nacido en Bogotá en 1974, ha ganado este premio dotado con 18.000 €, que recibió de manos del editor Jorge Herralde.


La novela, titulada "Tres ataúdes blancos", es un thriller político que tiene lugar en un país imaginario de latinoamérica, narrado con mucho humor negro.


Me gustó reencontrarme con el escritor Félix de Azúa. Fuímos al mimo colegio siéndo párvulos.


Fotografié a los escritores Vicente Molina Foix y Eduardo Mendoza, con quien coincidí estudiando en la Facultad de Derecho de Barcelona.

A Vicente Molina Foix no le había vuelto a ver desde 1988, el día en que se grabó un capítulo del programa "Más estrellas que en el cielo", con Ursula Andress como invitada especial.


Durante muchos meses me ocupé de la difícil imagen del escritor y presentador Terenci Moix. El programa tenía un nivel internacional, como los que ya no se hacen.


Mucho me costó convencer a Terenci para que tirase a la basura su rizado y voluminoso peluquín, y me dejara sustituirlo por uno muy natural, de pelo corto, con algunas canas y entradas, como correspondía a su edad. En esta foto del programa lleva un chaleco inglés y una corbata de mi propiedad.


Yo escogía todo. Desde el más mínimo detalle de la ropa, el calzado, el peinado, las diferentes monturas de gafas, los relojes, etc. Vestía a Terenci unas veces de sport, y otras de etiqueta, dependiendo del personaje que iba a entrevistar.


En este buenísimo programa de Televisión Española, Terenci Moix entrevistaba a personalidades nacionales e internacionales del cine, la música, la literatura y la cultura en general. En esta imagen de pantalla entrevistaba al actor Kirk Douglas.


Lauren Bacall, que llegó a compañada por Viviane Ventura, fue otra de las entrevistadas. Y recuerdo también a Gina Lollobrigida, Peter O'Toole, Joan Fontaine, o Cyd Charisse, entre otras estrellas de Hollywood.

Y de los españoles que acudieron al programa quiero recordar con admiración y cariño al entrañable y recientemente fallecido Luis García Berlanga.



Nunca podré olvidar las satíricas y cómicas películas de este genial director de cine, que supo caricaturizar lo más gracioso de la idiosincrásia española. Descanse en paz.




Lamenté no poder asistir a la exposición de mi amigo el pintor Vives Fierro, pero no llego a todo.


El jueves 25 de noviembre, a la s 20 h., en la Galeria Alejandro Sales (C/ Julián Romea, 16) asistiré a la inauguración de la exposición de fotografías "Earth eats mankind" (La tierra se come a la humanidad), de Ricardo Bofill. Los beneficios obtenidos por la venta de las fotografías se destinarán a la Fundació Lluita contra la Sida. 

16 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Muy interesantes esos cuadros de Goya, desconocidos para mi. La próxima vez que vaya a Barcelona, iré a ver esa exposición. ¡Gracias por la información! Besotes, M.

Carlos Martorell dijo...

MERCHE: Vala la pena visitar la Fundación, con o sin Goyas. Un abrazo.

Bell dijo...

¡Que semana mas intensa! supongo que habrás dedicado el fin de semana a descansar de tantísima sociedad y croqueta voladora.
Suena interesante esa exposición de la fundación y el edificio se ve muy bonito.
Respecto a Terenci tuve el honor de conocerle y atenderle una vez que vino a dar una conferencia a el Puerto de Santa María. me reí muchísimo con sus ocurrencia los dos dias que anduvo por aquí.

Carlos Martorell dijo...

BELL: El fin de semana lo dedico a organizar las fotos, a documentarme y a ponerme delante del ordenador. Mis ojos empiezan a resentirse seriamente. Un abrazo.

Bell dijo...

Hijo Carlos ¿cuando dejas un ratito para ti y tus ojos? te recomiendo uses si estás mucho delante del PC unas gotas hidratantes para los ojos, ayudan mucho, le lo dijo mi oftalmologo.
Se bueno y cuida de ti, un abrazo

pilar dijo...

Carlos, como siempre, muchísimas gracias por incluir mi libro en tu blog, tan leído, tan ameno y tan instructivo. Recuerdo que en febrero me encontré a Boris Izaguirre en un avión y me comentó que se había enterado de la existencia de mi anterior libro, Pasión Imperial, gracias a tu blog, que nunca se perdía... Además menionas a dos personas que he conocido mucho: Luis Munter y Toni Serraller... Bueno, en realidad todo lo que escribes me resulta tan evocador como la madalena (no la Magdalena bíblica, jeje) para Proust... Sé que esta página te debe dar un trabajo increible, pero que sepas que yo creo que ya sin ella no podría vivir... o, al menos, que mi vida sería mucho´más aburrida. un fuerte abrazo

Carlos Martorell dijo...

BELL: Creo que necesito un filtro para la pantalla, además de gotas que ya uso. Gracias!

Carlos Martorell dijo...

PILAR: Gracias a tí por mencionarme en tu nuevo libro. Un abarzo.

Doña Manolita Dalloway dijo...

Por mi edad recuerdo vagamente el programa de Terenci Moix pero se que era muy bueno. Tengo una colección de cine que daban con el Blanco y Negro que encuaderno mi abuelo y que siempre ojeo.

Los cuadros de Goya que has puesto me encantan, siempre me divertió mucho el de la Duquesa asustando a la Beata.

Y sobre el libro de Pilar Eyre, el de Maria La Brava me gustó mas que el de Ena, incluso me reí bastante leyendolo sobretodo con los anectodas de la Duquesa de Soria.

Saludos.

Doña Manolita Dalloway dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Beatriz dijo...

Cómo me gustaba el programa de mi admiradísimo Terenci!!! Me pilló entrando en la mayoría de edad y entrando de lleno en la pasión por el cine y sus grandes mitos... y quién mejor que T.Moix para hablar de mitos! Qué gusto volver a recordarlo... ya podían reponerlo!!!

El otro día escuché a Pilar Eyre hablaar de su libro y tengo ganas de leerlo... depués de leer las biografías de el Rey, la Reina y D. Juan de Borbón, creo que Dª. Mercedes no merece menos! La suya debió de ser, igualmente, una vida muy interesante.

Un beso. Bea

FERNANDOG dijo...

Carlos:

Cada vez que voy a Barcelona,(el fin de semana pasado estuve alli por el Salón Náutico) me falta tiempo para acercarme a la fundación Godia, no tanto por los cuadros ( no soy muy aficionado al arte) pero si por los los coches expuestos con los que compitió Francisco Godia, un gran piloto.

Ah, y la foto de Toni Serraller, me ha recordado una agradable comida en el tragaluz de Barcelona, hace ya unos diez años, cuando con el asesoramiento de Rosa Esteva, Toni se interesó en abrir un restaurante en nuestro puerto, que finalmente no llegó a abrirse.También recuerdo las frecuentes visitas del Conde de Munter,Luis Sagnier a la Sabina, en su clásico yate "Amelfis", hoy propiedad de otro armador que lo ha restaurado dejándolo impecable.

Un abrazo,

FERNANDOG dijo...

Carlos:

Cada vez que voy a Barcelona,(el fin de semana pasado estuve alli por el Salón Náutico) me falta tiempo para acercarme a la fundación Godia, no tanto por los cuadros ( no soy muy aficionado al arte) pero si por los los coches expuestos con los que compitió Francisco Godia, un gran piloto.

Ah, y la foto de Toni Serraller, me ha recordado una agradable comida en el tragaluz de Barcelona, hace ya unos diez años, cuando con el asesoramiento de Rosa Esteva, Toni se interesó en abrir un restaurante en nuestro puerto, que finalmente no llegó a abrirse.También recuerdo las frecuentes visitas del Conde de Munter,Luis Sagnier a la Sabina, en su clásico yate "Amelfis", hoy propiedad de otro armador que lo ha restaurado dejándolo impecable.

Un abrazo,

Carlos Martorell dijo...

DOÑA MANOLITA DALLOWAY: No sé de donde saca el tiempo Pilar para tanto libro. Qué mérito! Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

BEATRIZ: No se hacen má programas internacionales de ese nivel. Incluso los decorados eran de muy buen gusto. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

FERNANDO: No sabía que Tony Serraller quiso abrir un restaurante en Formentera. Un abrazo.