viernes, 3 de septiembre de 2010

VIAJE EN GOLETA POR LA COSTA DE TURQUIA

La bandera turca y la imagen de Kemal Atatürk, el presiedente que abolió el sultanato y proclamó la república, están presentes en todos los rincones de Turquía, cuya costa recorrí durante una semana.


Embarqué en la goleta "Yucel S", atracada en el puerto de Gocek.


Bordeamos el trozo de costa entre Gocek y Kekova.


Al embarcar, me hicieron la típica foto tonta, en que parece que llevas el timón de la nave. (Una inoportuna brisa me hizo parecer embarazado de nueve meses).

Por suerte, el capitán, el cocinero y los dos grumetes resultaron ser unas personas muy agradables. No tuvimos el más mínimo problema. El cocinero Murat (el primero de la derecha) nos deleitó con una buena cocina turca, y los atracones fueron tremendos.

Y este es el grupo con el que navegué durante esos siete días: Pascal (francés), Casilda (madrileña), Alison (australiana), Montse (barcelonesa) y Virginia (vasca).

Por respeto a Alison nos vimos obligados a hablar en inglés durante todo el viaje. Nunca va mal practicar idiomas.

El mar estaba siempre como un plato. No había medusas. Y nos pasabamos horas y horas nadando, incluso de noche, con mi potente linterna submarina. Lástima que, en esas aguas, la fauna marina es casi inexistente.

El paisaje, durante todo el trayecto, me resultó muy parecido. Por suerte no hay construcciones. Esperemos que se respete esta costa, y no acabe como el litoral español, que es un interminable muro de cemento.

Las puestas de sol, en Turquía, son espectaculares.

Y espectacular, también, nos pareció de lejos este yate, perteneciente a Çigdem Simavi y a su esposo Haldun Simavi, que fue propietario del más importante periódico turco.

Casilda les llamó, y los seis componentes del grupo fuimos invitados a comer abordo. En el yate viajaban también Sir Peter Westmacott, Embajador del Reino Unido en Paris, con su esposa iraní, y la princesa turca Zeinep Osman.

Tras degustar una buenísima comida turca, me fotografiaron junto a los anfitriones.

La Princesa Osman, el embajador y su esposa Susie, y el matrimonio Simavi nos despidieron, mientras nos alejabamos en nuestra "humilde" goleta.


Prácticamente todos los días desembarcabamos para visitar algún pequeño pueblo portuario. Para mí era un placer pisar tierra.

En estos pequeños pueblos hay más tiendas que viviendas.

Y en todos se venden, más o menos, los mismos productos.

Bolsos, bisutería, pequeños objetos de regalo y alfombras.

Y en todos estos mercadillos lo típico y más común es el juego del regateo. Te piden cuatro veces más del valor de lo que quieres comprar y, tras una larga negociación, te lo rebajan a la mitad. Y así todos contentos...

En todos los puertos, mis amigas españolas se lanzaron a la compra compulsiva de los tejidos llamados suzanis e ikats. Para mí, esta afición, era una novedad. Pero cuando llegamos a Estambul, pude comprobar que la adquisición de estos textiles asiáticos se había convertido en una auténtica adicción para mis tres amigas.

Durante el recorrido nos cruzamos con otras goletas y yates, pero viniendo de Ibiza y Formentera, estas aguas me parecieron un paraíso de tranquilidad.

Como he dicho antes, en todo el trayecto no ví edificios. Solo algunas ruinas de piedra.

Y también tumbas muy antiguas.

Callejear por estos pequeños pueblos es muy agradable, a pesar del tremendo calor.
Y es también un placer pasar toda una semana en traje de baño, o con un paréo.


La fuerza y variedad del colorido, en estos pequeños negocios, es impactante.

Y resulta bastante difícil decidirse en el momento de elegir un tapiz.

Los puestos de frutas y la presentación de las especias me gustaron mucho.

En estos puertos hay restaurantes muy simpáticos.

Este me gustó por los palomares que había sujetos al muro.

Este otro tenía una preciosa vista panorámica.

Y este restaurante me divirtió, porque parecía un parvulario.

Me enteré por Çigcem Simavi que el magnífico yate Marala navegaba por la zona. Este enorme yate es propiedad de mi amigo Robert de Balkany. Le llamé inmediatamente, y nos invitó a cenar abordo. A mis amigos les fascinó la decoración clásica del barco. Por desgracia, durante la cena, me llamaron para comunicarme el devastador incendio en Ibiza.

Hice esta foto de Robert, en su yate, en 1973, cuando estaba casado con S.A.R. la Princesa Maria Gabriela de Saboya. Y la publiqué en el libro de Pacha. Abordo del Marala estaban su hija Marina, tres de sus nietos, el Principe Moritz Von Hessen, y los Principes Stefano y Marion Colonna.

Moritz Von Hessen es el padre de mi amiga Mafalda, a quien llamé para darle la sorpresa de que estaba cenando con su padre en aguas de Kekova.

Aquella fue nuestra última noche. Y se nos quitaron las ganas de bañarnos después de cenar, como habíamos hecho tantas veces, tras ver a una víbora nadando cerca del Marala.

Desembarcamos pronto por la mañana, y nos dirigimos al aeropuerto de Dalaman, para tomar un vuelo a Estambul, donde pasé cuatro noches.

En el próximo post relataré mi estancia en Estambul, en compañía de mi simpático grupo de amigos.
Y este domingo, dia 5, El Semanal de El País me dedica un artículo firmado por Silvia Saenger Alexandrowitz.

Fotos: Carlos Martorell.

34 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Me ha encantado tu relato turco. Las fotos estupendas y se ve que la costa está bastante virgen. ¿Cuánto durará así?
Espero tu siguiente reportaje de Estambúl ansiosamente. Muchos besotes, M.

shiffersmith dijo...

Nice pics!!! you had close up of snake...Bravo!!!What is next vacation plan? Visit Spain and take a look at wildlife of Spain...Two examples of wildlife in Spain are the rare Egyptian mongoose and the Wild Mountain Bear of Spain.It will definitely an interesting trip.....Costa Mallorca

Carlos Martorell dijo...

MERCHE: Compra el Pais este domingo 5. Me dedican un artículo en el Semanal. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

SHIFFERSMITH: Gracias por las sugerencias! Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

¡CARLOS qué ilusión! SIEMPRE compro "El País" y los domingos más. Por supuesto que es lo primero que leeré. Gracias por avisarme. Besotes de nuevo, M.

Anónimo dijo...

Fantástica turquia. Alucino que en aguas de la costa turca te encontraras con amigos. Eres Impresionante!!!!!!!Me encanta!!!! Es maravillosa la islita dónde has hecho las fotos de la puesta de sol. Tuvimos la oportunidad de intimar con el único habitante de la isla el año pasado.
Un beso y bienvenido! Espero impaciente el post de Estambul.
Tania

Carlos Martorell dijo...

TANIA: Lo divertido, no son los conocidos que me encontré en el viaje. Lo divertido es que en las tiendas y anticuarios, al ver que era español, me mecionaban a famosos que habían pasado por sus negocios, y entonces yo les enseñaba mi Iphone con las fotos de esos famosos a mi lado. Y flipaban! Un abrazo.

Anónimo dijo...

Que maravilla! Puedo entender la locura de tus amigas por los textiles! Un abrazo desde la muy fiel y reconquistadora ciudad de San Felipe y Santiago de Montevideo...

Alba Inés

Anónimo dijo...

Carlos: Tus amigas son muy asiduas en Formentera.
Que envidia me das con este planorro!!.Y yo por aquí soportando masificación y otras lindezas..!

Abrazo.

FERNANDOG

Sonu Kumawat dijo...

Señor Martorell, acabo de descubrir y disfrutar de su blog en El País Semanal.El mundo en que usted se mueve es inalcanzable para mí, pero creo que usted lo hace por el mismo interes con que yo hago el mio: compartir sus vivencias, el goce de sus amistades y mostrar una vida que a mas de uno nos es imposible llevar; por ello le agradezco su gesto, he disfrutado muchísimo viendo con quién se relaciona, gente de posibles a quien se agradece contemplar:ya está bien de chabacanería!...Ó paisajes que difícilmente podré ver más allá de lo que mi condición de trabajadora me lo permita, pero es un puro goce, un bello gesto, un lujo ver desde mi casa mundos, restaurantes, chiringuitos de luxe y calas inaccesibles a las cuales me he asomado esta mañana desde mi casa gracias a haberme parado a leer el artículo sobre su vida.Un saludo desde el Sur.
http://sonu-kumawat.blogspot.com/

Carlos Martorell dijo...

ALBA INÉS: Muchas gracias por tu amable comentario. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

FERNANDOG: En mi siguiente post verás que también Estambul estaba a tope de turistas y calor asfixiante. Abrazos.

Carlos Martorell dijo...

SONU KUMAWAT: Me encanta recibir comentarios como el suyo. Muchas gracias! Un abrazo. Entraré en su blog esta noche.

Doña Manolita Dalloway dijo...

Felicidades por el reportaje de hoy de El Pais.

¿ y, se acabo ya el veraneo?

Saludos

Carlos Martorell dijo...

DOÑA MANOLITA DALLOWAY: Pasaré unos días en Ibiza, ahora que se está vaciando. Gracias por lo de El Semanal.Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

DOÑA MANOLITA DALLOWAY: Pasaré unos días en Ibiza, ahora que se está vaciando. Gracias por lo de El Semanal.Un abrazo.

Salv@ dijo...

Carlos vaya juergas te corres a costa de el buen vivir jejeje tu si que sabes!!

Disfrutalo!

Beatriz dijo...

Qué gran viaje!!! Me ha encantado el restaurante-parvulario. El reportaje de ayer en El Pais es estupendo, aunque corto. Afortunadamente tenemos este blog para conocer tantas vivnecias. Un beso. Bea

Merche Pallarés dijo...

Me encantó el reportaje de Sylvia. En la foto de Lola's una es María Sheriff ¿no? y la otra me suena mucho pero no caigo quien puede ser. Creo que debe de ser la embarazada sobre la que escribiste en "El sueño de Peter Pan". ¡Qué recuerdos! Lástima, como dice BEATRIZ, que fuera tan corto. Muchos besotes, M.

FERNANDOG dijo...

Carlos:

fenomenal reportaje de El Pais.

Un abrazo!

Salv@ dijo...

Chicos yo lo siento pero me quedo con la foto del tanga!!

http://www.elpais.com/articulo/portada/Factory/Ibiza/elpepusoceps/20100905elpepspor_6/Tes

Carlos Martorell dijo...

SALV: Ya no me acordaba de que había estado en tan buena forma! Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

BEATRIZ: No me puedo quejar por la extensión del artículo. Ya me parecería bien tan solo una foto. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

MERCHE: En la fiesta de blanco en Lola's, en 1970, una es Maria Sherff y la otra, embarazada, es Sharon. La historia de su bebé monstruoso me dio la idea para mi novela "Réquiem por Peter Pan". No se puede ir de marcha estando embarazada!!!
Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

FERNANDOG: Muchas gracias!! Un abrazo.

Beatrix dijo...

Enhorabuena Carlos!!! Por fin un artículo reconociendo el excelente relaciones públicas que eres, me faltaron fotos .... para cuando tus memorias??

Merche Pallarés dijo...

Ay, Carlos, ya estoy gagá era "Requiem por Peter Pan" y no "El sueño de Peter Pan", libro que, sabes, me ENCANTÓ. Sí, ahora recuerdo que la embarazada era Sharon. Por cierto la foto de Giorgio y tu (que, dicho sea de paso, estás divino de la muerte...) ¿Sabes que cuando llegamos a Ibiza en el '72 fue la primera persona que vi en el puerto? (Luego, recuerdo, le veíamos por todas partes) ¿Qué le pasó? Sé que desapareció de la isla pero ¿sigue vivo? ¿Está preso en algun lugar? ¿Murió? Ya me dirás. Besotes, M.

Anónimo dijo...

Estimado Carlos: Me encantó el reportaje, estupendo como asi también las fotos que lo ilustran. Es un honor para mi poder tener contacto con una persona tan rica de espiritu y valiosa como usted.
Y por favor! el que tuvo, retuvo que sigue siendo muy buen mozo!!
Un abrazo

Alba Inés

Carlos Martorell dijo...

MERCHE: Creo que Giorgio Penco falleció. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

ALBA INES: Muchas gracias por los amables piropos! Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

BEATRIX: Perdona el retraso! Muchas gracias. Hubo que suprimir muchas fotos y reducir texto, según me dijo la autora del artículo pues ocupaba demasiadas páginas, y tampoco soy tan relevante para ocupar tanto espacio. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

BEATRIX: Perdona el retraso! Muchas gracias. Hubo que suprimir muchas fotos y reducir texto, según me dijo la autora del artículo pues ocupaba demasiadas páginas, y tampoco soy tan relevante para ocupar tanto espacio. Un abrazo.

kovalam dijo...

Unos amigos me habían hablado maravillas de la costa turca pero no había visto foto alguna de su viaje así que las tuyas no han hecho más ratificar que es un destino casi ineludible.
Otro buen post.

Carlos Martorell dijo...

KOVALAM: Pues lánzate al viaje!! Un abrazo.