jueves, 13 de mayo de 2010

GRAN PREMIO DE ESPAÑA DE FORMULA 1 EN MONTMELÓ


Invitados por Sebastiá Salvadó, Presidente del RACC, Antonia Dell'Atte y yo fuimos al circuito de Montmeló.


Algunos invitados fueron trasladados en los helicópteros del RACC.

Me hubiese encantado volar hasta Montmeló en helicóptero, para ahorrarme la larguísima cola de coches que se formó para acceder al circuito.

Unas 227.000 personas, 13.000 más que el año pasado, visitaron el circuito. Todo un éxito de convocatoria, en plena crísis.

Sebastiá Salvadó, Presidente del Real Automóvil Club de Catalunya (RACC) y su esposa Isabel Navarro se mostraron muy satisfechos.

Cuando me acerqué para agradecerles la invitación estaban hablando con Juan Antonio Samaranch, a quien conocí de niño.


Antonia es muy amiga de Cristina, la esposa italiana de Samaranch. Detrás de ellos está la RP Montse Solsona.


Bernie Ecclestone estaba hablando con el piloto Carlos Sainz, y Juan Antonio Samaranch me lo presentó.


Bernie Ecclestone es la máxima autoridad mundial de Formula 1.


Luego, Antonia y yo, paseamos por el Paddock Club.


El montaje es impresionante.


Tanto en el exterior como en el interior de los hospitality.


Dos días más tarde, estas moles, fueron trsladadas a otro circuito.

También recorrimos los boxes.

Y acabamos en la zona VIP, de los invitados del RACC, donde pude saludar a muchos amigos y a varios políticos.

Esa misma mañana, el periódico La Vanguardia, publicaba una entrevista a Artur Mas, que aspira a la Presidencia de la Generalitat.

Al Presidente Montilla se le debieron poner por corbata, tras leer el tajante titular de Mas.

Tampoco le debió hacer mucha gracia al Vicepresidente Carod Rovira.

Me gustó mucho charlar con Pasqual Maragall, el mejor Alcalde de la historia de la ciudad de Barcelona.

Helena Rakosnik y su marido Artur Mas, Presidente de CIU, con el Portavoz de CIU en el Senado, Jordi Vilajoana y su esposa.

Leopoldo Rodés, Presidente de la Fundación de Arte Contemporáneo de Barcelona, saludó también a Artur Mas.

El joyero Esteban Rabat y el banquero Carlos Tusquets con sus respectivas esposas Cuca y Rosa.

Minutos antes de las 2 de la tarde, hora en que dio comienzo la carrera, Bernie Ecclestone salió del circuito acompañado por los hermanos Mo y Juan Antonio Samaranch.

El ruido de los bólidos era ensordecedor. Los tapones para los oídos que me ofrecieron no me sirvieron de gran cosa.

El RACC había instalado un comedor para sus invitados.

En el comedor había una gran pantalla para no perder detalle de la carrera.

Yo me senté a comer con Joan Laporta y con Antonia.

El Presidente del Barça voló de Montmeló al aeropuerto de Barcelona en un helicóptero pilotado por mi amigo Angel Solanes, y allí tomó otro vuelo con destino París.

"¡Guapo!", le gritó Antonia Dell'Atte a un estrafalario personaje de color, cubierto de anillos y pulseras, y en pantalón corto, que nos cruzamos en la zona VIP. Dijo ser Senegalés. Y cuando le pregunté cómo hacía para pasar por los escaners de los aeropuertos, me contestó: "No tengo problema alguno. Vuelo en mi jet privado". ¡Menudo chásco! Si me lo hubiese encontrado por la calle, le hubiese dado un euro, pensando que había llegado en una patera.

El prestigioso oncólogo catalán Dr. Josep Baselga me habló de su traslado a Boston. Baselga es el nuevo Director de la División Oncológica y Hematológica del Massachussets General Hospital.

Debe de ser verdad que "Red Bull te da alas". Pues el australiano Mark Webber, de 33 años, ganó la carrera, adelantándose 24 segundos a Fernando Alonso. Webber ahora aspira a ser el campeón del mundo.

Fernando Alonso quedó segundo, sacándo tajada de los problemas que tuvieron dos de sus rivales. Vettel quedó tercero por salirse de la pista, obligado por una brusca maniobra de McLaren. Y de no ser porque a Lewis Hamilton le explotó la rueda delantera izquierda y colisionó contra un muro, hubiese quedado segundo. ¡Todo un regalo para Alonso!

Se encontró a faltar la presencia de S.M. el Rey. Me alegra saber que se recupera muy bien. Ha estado en muy buenas manos. Conozco bien al Dr. Laureano Molins, y soy íntimo de su familia.

Fotos:Carlos Martorell.

7 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

A mi las carreras de esos bólidos no me interesan absolutamente nada pero me ha gustado tu reportaje. Ahora, me he tronchado con la foto del senegalés y tu comentario... Besotes, M.

Merche Pallarés dijo...

He pensado otra cosa ¿a ver si el senegalés ese ha hecho fortuna porque todo el mundo le ha dado 1€...?

Beatriz dijo...

Al contrario que Merche... en este post te he envidiado más que nunca!! ja ja ja.. aunque confieso que yo soy más de "motos"... y que al Circuit siempre he ido a ver el Campeonato del Mundo de Motociclismo,...fue muy emocionante el homenaje a Samaranch "en casa" y además pudimos ver a Alonso en el podio...

otra envidia más, a esta madrileña, "culé" hasta la médula, le habría encantado poder charlar con el Sr. Laporta... y respecto al senegalés me encant la teoría de Merche! ja ja..

Un beso. Bea

FERNANDOG dijo...

Carlos:
soy un gran aficionado al automovilismo, especialmente al coche clásico e involucrado en proyectos de restauración de coches y motos de los años 70, por lo que el escenario que nos aportas es de los que me gustan y si encima se añade la elegancia y el estilo de tu amiga Antonia...pues mejor que mejor!!

Ah, y ciertamente que a Montilla y a Carod seguramente que a estas horas no les debe llegar la camisa al cuello...tiempo al tiempo.

Un abrazo!!.

Carlos Martorell dijo...

MERCHE: Me pregunto yo: ¿cómo se acumula una fortuna tan inmensa en un paía paupérrimo.......? Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

BEATRIZ: Laporta es muy simpático y todo un seductor. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

FERNANDOG: El país está con el agua al cuello! Un abrazo.