lunes, 5 de abril de 2010

SEMANA SANTA EN IBIZA

Pasé la Semana Santa en Ibiza. Tan solo llegar fui invitado a la exposición "El todo y la nada", de Willie Márquez, en El Hotel de Pacha.

En mis fotos es muy difícil apreciar los etéreos grafismos y los trazos de caligrafía inventada de esta colección abstracta y minimalista, sobre lienzos blancos.

En El Hotel, de Pacha, se organizan exposiciones continuamente.

Márquez atraviesa los lienzos con palabras que inventa y con mensajes codificados, que no pretenden explicar su arte. Es pura materia orgánica sin discursos.


En una vitrina se exponía este prototipo en cristal de Swarovski, con sus tan personales caligrafías.

De esta escultura de Swarovski se hará una edición limitada de 100 piezas.

Y pronto serán expuestas en el espectacular Museo Swarovski, en Innsbruck, Austria.


Esta es una tienda en el interior del museo.



Entre los asistentes a la exposición de Willie Márquez estaban Maria Chavér y José Pascual.


El matrimonio Belinda y Ángel Nieto posaron junto a Rossetta Montenegro, unos momentos antes de ir a cenar a la discoteca Pacha.

El verano pasado estuve en una exposición colectiva en la que participaba Willie Márquez, y en la que la sal de ibiza fue la gran protagonista.


Para ir a la playa, pasé todos los días cerca de la montaña de sal, rodeada, en primavera, por mucha vegetación y muchas flores.


Y de regreso contemplaba la magnífica puesta de sol sobre la salinera.


Unos días antes, fui invitado a comer a L'Indret de Semon por mi íntimo amigo Daniel Witte, que estaba de pasó por Barcelona para presentar su "Sal de Ibiza", en la Feria de la Alimentaria.

Este avispado alemán está dándo a conocer esta sal ibicenca en todo el mundo.

Cada año propone una sal con nuevos componentes, y con una elegante y sencilla presentación.


Rossetta Montenegro, Relaciones Públicas de Pacha, me invitó a cenar en la discoteca.

Allí estaba cenando, también, el "jefazo" Ricardo Urgell, junto a José Pascual y a mi gran amiga Gloria Coromina, propietaria de la boutique "B4You".

Rossetta Montenegro no ha dejado de trabajar durante los fines de semana, en que el Pacha ha permanecido abierto.


Hugo Nieto cenó con sus padres, Ángel y Belinda, y me enseñó varias virguerías descargadas en el Iphone de su padre.

Yo compartí mesa con Alicia de Amador y Héctor Cardell, decorador de Pacha.

La fotógrafo Esmeralda Martín vino a tomar café a nuestra mesa, y se sentó junto a uno de los pioneros de Ibiza: Armando Oreja. Esmeralda estrena blog: esmeraldamartin-ideas.blogspot.com. Y su marido Carlos Serantes se estrena como agente de comunicación de Pacha.
Durante esta intensa Semana Santa tuvieron lugar las reaperturas de Blue Marlin, Bumbuddha Grove y El Ayoun.


Yo solo pude asistir a la reapertura de El Ayoun. No tuve tiempo para más.


Entre la multitud de asistentes saludé a su director Charles Delfortrie y a su colaboradora Valérie Mège.

El verano en que se inauguró El Ayoun, ofrecí una cena a la que asistieron Valentino, la Condesa de Ribes, S.A.S. la Princesa D'Arenberg, Jean Gabriel Mitterrand, Jacopo Etro, Ricardo Bofill, Elle McPherson, la Princesa Loretta Zu Sayn Wittgenstein, Vlad Doronin, Ferdinando Brachetti-Peretti y su esposa la Princesa Mafalda Von Hesse, entre muchos otros que ya no recuerdo.

En el bar de El Ayoun se concentra mucha gente, antes de empezar el recorrido por las discotecas.

Debido a unas obras, han cambiado temporalmente el acceso de vehículos a Dalt Vila, Patrimonio de la Humanidad, y dónde yo tengo mi casa. Durante la Semana Santa se accedía por la antigua entrada peatonal.

A unos metros de mi casa, asisití a la inauguración de la boutique "Bess", en Sa Carrossa, 12, de Dalt Vila.

Deseo mucha suerte a Miryam Anta y a su madre, en esta nueva andadura en la isla.







En "Bess" se vende ropa de mujer y de hombre, accesorios, objetos de arte y algunos muebles. Todo ello de calidad y muy acorde con el espíritu y la estética de la isla.

Durante mis vacaciones de Semana Santa fui a tomar el sol y a darme un fugaz y gélido chapuzón, en la playa de Es Cavallet, todos los días.

Estar tumbado desnudo en la playa, en absoluto silencio, y poder deleitarte con el murmullo del agua que rompe en la orilla, es un auténtico y, ya muy raro, placer.

Hacía años que no veía la playa de Es Cavallet tan limpia y sin las montañas de algas que suelen amontonarse en sus orillas. Así la conocí yo en los años 60, cuando la recorría montado a caballo: sin chiringuitos, ni sombrillas, ni hamacas, ni música.

Una noche invité a cenar a Rosalba Amodei a "La Paloma". Allí salude a Javier Merino y a la bella Mar Flores. Rosalba se ofreció a llevarme, al día siguiente, a su rincón favorito en el centro de la isla.

Ha llovido mucho este pasado invierno, y el campo es una explosión de clorofila.


Esta zona de Santa Agnes es muy rica en agua.
En este fértil valle hay varias balsas intercomunicadas por pequeños regueros.

Los cerezos siguen cubiertos de flores blancas.

Tuvo que ser una italiana la que descubriese este bello rincón de la isla a estos dos ibicencos: Felipe Bonet y Alberto Amador, que nos acompañaron, y estaban encantados con el descubrimiento. A Alberto, que colaboró conmigo en la organización de varios eventos el verano pasado, le regalé mi primera novela "Réquiem por Peter Pan", para que se entere de muchas cosas del pasado de su Ibiza natal.


Recibí una llamada de Isabella Gnecchi para invitarme a comer el domingo de Pascua, en su magnífica casa de campo.

Las viejas fincas ibicencas son una belleza. Y ésta, particularmente, está perfectamente restaurada y decorada.

Isabella es un amujer muy generosa. Entre niños y mayores eramos unos 70 invitados, sentados en mesas.

Sus impecables sirvientes filipinos montaron varios bufets con platos y postres muy caseros.

Por discreción no acerqué la cámara a la cara de los invitados, ni daré sus nombres.

Aquel domingo amaneció lloviéndo, pero luego quedó un día precioso.

En una zona del jardín, apartada de la casa principal, están las habitaciones de los invitados.

Isabella Gnecchi organiza todos los años esta multitudinaria y cosmopolita comida de Pascua.

Yo me alejé unos minutos para estar un rato tranquilo, tumbado junto a la piscina.

El buen gusto italiano se hace patente en esta casa de campo.

La piscina está diseñada como una balsa de riego, para no desentonar con la arquitectura rural ibicenca. Y está rodeada de cientos de árboles frutales, plantados por Isabella.

Suelo pasear con los pitbull de Laurent Louel. El comportamiento de un perro, sea de la raza que sea, depende siempre de la educación que le dé su dueño. Yoy, el macho marrón, es el padre de Troya. Y ambos son dóciles como corderos.


Y hablando de Troya. Francisco Ferrer, director de Relaciones Públicas de Pacha, organizó la fiesta La Troya en la discoteca.

Los horarios en Ibiza son un poco inhumanos. Y yo no pude quedarme muchas horas pues regresaba a Barcelona al día siguiente.

En el aeropuerto compré la revista HOLA, para ver el reportaje sobre la redecoración de la casa de Tagomago, una pequeña isla junto a Ibiza.
Hace muchos años, en Tagomago, había solo un pequeño restaurante que regentaba Manolo Saénz de Heredia. Y Jaqui Samaranch, sobrino del ex-presidente del COI, era el responsable de acercarnos en su lancha, si queríamos comer allí.

Ahora la promociona, en la revista HOLA, Matthias Kühn, propietario de Kühn & Partner, y supuesto actual compañero de Norma Duval. En esta foto Norma acababa de recibir el Premio Magníficos, por haber sido contratada en el Folies Bergère, de París. Yo le pedí que luciese joyas de Vasari, de cuyo lanzamiento me estaba ocupando.

Espero que Matthias Kühn consiga traernos a Norma a Ibiza este verano. Hace mucho tiempo que no la veo.


Fotografié este divertido graffiti en una pared del centro de la ciudad de Ibiza. Pensé que el artísta se había inspirado en los políticos de la isla. Se deben haber relajado mucho este invierno, pues lo único que han hecho es quitar plazas de aparcamiento y no crear ni un solo parking. En invierno, en temporada bajísima, ya era difícil poder aparcar. ¡Este verano será un milagro encontrar un sitio dónde dejar el coche!

Fotos: Carlos Martorell, más una de Jordi Martin, otra de Sylvia Polakov y otra de Javier Alonso.

18 comentarios:

Alberto Amador dijo...

Vaya Pascua y qué descubrimiento!! Muchas Gracias Carlos y Rosalba... Nos queda otro descubrimiento pendiente. Magnifico Post. Un fuerte abrazo, Alberto y Felipe.

Carlos Martorell dijo...

ALBERTO AMADOR: Léete mi regalo. Un abrazo!

Anónimo dijo...

Si lee lo mismo que yo ..... Ja, ja, ja!!!
Felicidades por este post! Muero por escaparme a Ibiza.
Tania

Carlos Martorell dijo...

TANIA: Mientras esperaba en el coche empecé a leerlo yo. Después de tántos años!! Y me gustó mucho. Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Yo estuve en Formentera generosamente invitada en Formentera Mar, el complejo de nuestro querido blogger, FERNANDOG. Lástima no haber sacado fotos pero ¡ni siquiera tengo cámara! Soy un desastre... En esta época del año tanto Ibiza como Formentera están bellísimas. Besotes, M.

Pilar dijo...

Carlos, cuando leo tu blog me doy cuenta de la vida tan aburrida y poco interesante que llevo... sigue asi, amigo, por fvor, sin ti y tu blog el mundo continuaría caminando, claro que sí, pero sería mucho más feo

Carlos Martorell dijo...

MERCHE: Estuve a punto de ir a Formentera, pero no me dió tiempo. me hubiese gustado veros. Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

PILAR: Todo es relativo... Cuando veo la vida que hacen muchos amigos míos, pienso lo mismo que tú. Y créeme: yo doy realce a cosas que, muchas veces, no tienen tanto. Un abrazo y muchas gracias!

Brioche dijo...

Qué bonitas vacaciones has pasado Carlos! Yo no voy a Ibiza desde el verano pasado, y echo de menos cenar en Pachá, los bailes, el espíritu de Ibiza... gracias por recordármelo!!!

Un beso y gracias por las fotos, son preciosas, y tus amigos parecen -sé que lo son- muy especiales y con una gran personalidad.

Doña Manolita Dalloway dijo...

Que buena pinta el almuerzo de Pascua.

Carlos Martorell dijo...

BRIOCHE: Aprovecha, si puedes, hacer una escapada a final de mayo o en junio. Un abrazo y muchas gracias.

Carlos Martorell dijo...

DOÑA MANOLITA DALLOWAY: Tienes muy buen olfato... Un abrazo.

Brioche dijo...

Gracias a ti siempre Carlos, por tu educación. Muero de ganas de volver, no sé si en mayo-junio o ya en veranito...

Besos

Jordi Martin dijo...

Cuanta gente conocida!!Tenía pensado ir a Ibiza en semana santa como te dije, pero finalmente me he ido a la costa azul.Que guapa está mi querida Rossetta..La quiero tanto!!En unos días iré a Ibiza que ahora es la mejor época del año para ir como bien dices.
Un abrazo.

FERNANDOG dijo...

Carlos:

Ya veo que has pasado unas pascuas muy intensas en Ibiza.
Como ya te ha dicho Merche,estuvo de visita y yo creo que de los doce años que llevo en Formentera, son las primeras pascuas con un tiempo agradable y que dió lugar a tener prácticamente llenos nuestro alojamientos.

Sigue siendo un despropósito que quien visita la isla en esta época del año deba pagar el barco de ida y vuelta cuarenta y tantos euros por persona. Así es muy difícil alargar la temporada.
Por cierto, acabo de conocer a tu símpatica colaboradora y amiga Tania que junto con su marido han visitado nuestro complejo. Espero que en alguno de tus despalzamientos a Formentera podamos coincidir.

Un abrazo

Carlos Martorell dijo...

JORDI MARTIN: Yo no podré instalarme en Ibiza hasta mitad de junio. Ya nos veremos! Un abrazo.

Carlos Martorell dijo...

FERNANDOG:No sabía que tania y Alfonso habían estado en Formentera. Me alegro de que tuvierais mucha ocupación. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ya estamos de vuelta a la cruda realidad. Menos de 48 horas en las islas pero hemos cargado las pilas a tope.
Fernando, nos ha encantado formentera mar. De veras!
Gracias por vuestra profesionalidad. Tienes un equipo fantastico dificil de encontrar en estos tiempos.
Un abrazo!

Tania