lunes, 7 de septiembre de 2009

ESTA NOTICIA DA MUCHO MIEDO



PREMIO MARTORELL CON DIAMANTE para todas aquellas entidades, empresas o personas que luchan por preservar el medio ambiente.

Como por ejemplo, en nuestro país: las autoridades de Formentera, o los supermercados Carrefour, que pretenden sustituir las bolsas de plástico por otras de materiales biodegradables.




Según he leído en los periódicos The Independent y El País, un islote formado por plásticos y materiales no biodegradables, y del impresionante tamaño de 700.000 km2, flota en aguas del océano Pacífico, cerca de Hawai.

En esta foto, via satélite, lo que parece un remolino, es un descomunal vertedero flotante de basura no biodegradable.



El oceanógrafo Charles Moore, creador de la Fundación de Investigación Marina Algalita, cree que ese horrible islote flotante de gran espesor, como muestra el dibujo en sección, contiene unas cien millones de toneladas de desperdicios. Y ya se habla de otra "isla"cerca de Japón.



Cuando el islote de basura, que viaja por el océano Pacífico sin control, se aproxima al archipiélago hawaiano, cubre sus costas de basura.



La contaminación del océano provoca, cada año, la muerte de más de un millón de aves y de cien mil mamíferos marinos. En el interior de sus estómagos se encuentran todo tipo de productos plásticos, como en el caso de este albatros:





Cada año se fabrican, en el mundo, cien millones de toneladas de productos plásticos. Estas son las "especies marinas" más peligrosas:


Lamentablemente, imágenes como estás son cada día más frecuentes en las costas de nuestro planeta:








Una bolsa de basura, que utilizamos solo un rato, tarda 400 años en descomponerse.

6 comentarios:

Inma dijo...

Como casi siempre estoy de acuerdo contigo. Somos muy poco cívicos, desde tirar un chicle o un papel en la calle a mayores fechorías contaminantes. Me gusta mucho Bruselas por ejemplo, todo tan limpito, tan pulcro ... por cierto Carlos, mis diminutivos (esos que no te gustan) están justificados, ya que en Andalucía es algo casi innato al expresarse, lo siento. Saludos.

Carlos Martorell dijo...

INMA: Me encanta como hablais los andaluces. Un abrazo!

Beatriz dijo...

Y tanto que da miedo! Esperemos que las campañas den sus frutos y poco a poco vayamos cuidando más lo que nos rodea. Me comentaba mi tio (su mujer es finlandesa) que en Finlandia reciclan todo.
Hasta la comida (mondaduras, restos, etc..) lo recogen para llevarlo a los criaderos de animales (cerdos, etc.)....me sorprendió.
Un beso. Bea

Merche Pallarés dijo...

¡Hay que volver al capazo de toda la vida! Yo, como buena maruja, llevo un carrito, "fashion" eso sí, pero carrito. Alucinante tu post de hoy. Besotes, M.

Carlos Martorell dijo...

BEATRIZ: Estamos lejos de ser cívicos como los nórdicos... Un abrazo!

Carlos Martorell dijo...

MERCHE: Haces lo correcto, el capazo o el carro. Un abrazo!
Me voy a Madrid. Me pagan billetes y hotel para que cubra un evento de Moda. El Blog empieza a dar frutos!!! Un abrazo.