miércoles, 13 de mayo de 2009

CALLEJEANDO POR LONDRES, SUS TIENDAS Y SUS MUSEOS

No pude tener mejor recibimiento a mi llegada al aeropuerto, pues me encontré con este grupo de simpáticas inglesas, de origen indio, que manifestaban su amor por mi ciudad natal con camisetas con el lema: I LOVE BARCELONA.

Yo podría ponerme una camiseta I LOVE LONDON, pues me gusta mucho esta ciudad.

Londres es la ciudad ideal para el hombre. Especialmente si se quiere comprar ropa elegante y clásica. Yo siempre doy una vuelta por Burlington Arcade.

Pasando por Picadilly Arcade, se llega a Jermyn Street, una calle de tiendas muy masculinas, presidida por la estatua de Beau Brummel.

Con tan solo 20 años ya me gustaban las antiguas tiendas como Floris, en Jermyn Street.

Siempre que voy a Londres compro las cremas de afeitar en Taylor.

Y corbatas y camisas en Turnbul & Asser.

Y si quiero un restaurante muy tradicional, sin turistas, y que no esté "de moda", reservo en Wiltons, en el 55 de Jermyn Street. Este restaurante se inauguró en 1742.

Las grandes marcas como Cartier, Tiffany, Prada, Dior, Valentino, Vuitton o Ralph Lauren, se encuentran en Sloan Street, y también en Bond Street, Old Bond Street y New Bond Street, donde se halla la estatua de Winston Churchill, sentado en un banco.

Me gusta la galería The Royal Arcade, en esa calle Bond que cambia tres veces de nombre.

La tienda más clásica de esa zona es Asprey, y en la acera de enfrente está la papelería Smythsons.

Hay tres grandes espacios que nunca dejo de visitar:

Fortnum & Mason, en Picadilly, prooveedor de la Casa Real, es una maravilla.




Por supuesto Harrod's.




Y, finalmente, Harvey Nichols, que es mucho más actual, y con unos escaparates siempre muy creativos y vanguardistas.






Por la tarde fui a ver una película de época, sumamente bien ambientada: The Young Victoria.

Lo cual motivó que, al día siguiente, fuese al Museo Victoria and Albert.



Allí entré a ver "Hats", una divertida exposición antológica del sombrerero Stephen Jones.



No muy lejos del Victoria and Albert está el Museo de Historia Natural. Y como es el bicentenario del nacimiento de Darwin, me dirigí allí para ver su estatua.



Necesitaba refrescar mis ojos con arte contemporáneo, y di un salto a la Tate Modern Gallery.

Luego fui a la Saatchi Gallery, y fotografié dos instalaciones muy impactantes.

"Mujeres musulmanas", de Kader Attia Gohst. Una sala abarrotada de mujeres, en actitud sometida, hechas con papel de plata.

Y "Old persons home", de los artístas chinos Sun Yuan y Peng Yu, que han colocado en una sala blanca unas 10 sillas de ruedas eléctricas, que se mueven sin cesar y chocan entre ellas, con unos ancianos que parecen auténticos moribundos.


La Galería Saatchi está junto a Kings Road, en Chelsea, un barrio lleno de vida y con algunos personajes excéntricos.

Y otra zona por donde me gusta mucho pasear, como un turista más, es Covent Garden.


Me recomendaron el restaurante japonés Zuma, que está de super moda. Pero, francamente, no me impresionó mucho.

Lo que sí me impresionó muchísimo fue Abercrombie & Fitch. Esta tienda de ropa americana está en Burlington Gardens, como escondida en una calle nada comercial. No hay rótulo en la fachada del antiguo edificio, ni nada que dé a entender que es una tienda. Pero a las dos de la tarde, no paraba de entrar y salir gente cargada con bolsas.

En la entrada unos modelos, cuerpo desnudo, se fotografían con los clientes.


En el interior casi no hay luz. Suena un música de discoteca a tope de decibelios, y hay vendedores bailando como gogós. Las paredes de los distintos pisos están cubiertas por frescos muy modernos.

Había tanta gente comprando que era difícil circular.

Pedí una tarjeta para tener la dirección, pero no hacen ni tarjetas. Abercrombie & Fitch me pareció un fenómeno comercial sorprendentemente novedoso.

Y llegó el momento de regresar a Barcelona. Tomé un taxi multicolor, conducido por una negra rastafari, y me fui al aeropuerto.

En Heathrow vi a varias personas con mascarilla, por temor a la gripe porcina.

Creo que yo también hubiese tenido que ponerme la mascarilla, porque al día siguiente tenía un poco de fiebre y muy mala cara.

Francis Bacon dijo: "Los viajes, en la juventud son una parte de la educación, y en la vejez una parte de la experiencia".

Fotos: Carlos Martorell. Y via Flickr: Peter Owen, daveknapik, Wolfiewolf, Angela Madueño, canmark, capnmikesphotos, mrkubi, gios marta, Human Flesh Dancer, Marcio Cabral de Moura y Gordon' Dry.

10 comentarios:

Beatriz dijo...

Buenos dias, espero que ya estés más recuperado...pudo ser lo que comunmente se conoce como "empacho", pero de clase, de estilo, de color, de vanguardia, de historia, de arte....uff
y yo sin conocer Londres...aún!

Un cordial saludo! Bea

Carlos Martorell dijo...

BEATRIZ:¡Qué rapidez en comentar! Solo hace un segundo que he colgado este post. Un abrazo, y espero que puedas visitar Londres pronto.

FERNANDOG dijo...

Carlos: Tu intinerario, un auténtico lujo.
Voy a guardar bien este post para en mi próximo viaje a Londres,echar mano de algunas de estas tiendas, exposiciones y museos. Por cierto, ¿Hay algún hotel de nuevo cuño que merezca la pena?.

Un abrazo!

El Aristócrata dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Martorell dijo...

FERNANDOG: Mira en internet los hoteles boutique. Hay varios y están muy bien. Un abrazo.

El Aristócrata dijo...

Pocas calles han aportado tanto a la elegancia masculina como lo han hecho Picadilly A., Jermyn Street y Savile Row. Con sólo tres calles los ingleses han conseguido ser la referencia mundial en cuanto a elegancia masculina se refiere. Ni todo el esplendor y glamour de Milán y Florencia han conseguido desbancar al buen hacer británico. Quizás en un futuro no muy lejano, y sólo si ciertas cosas no cambian, Nápoles podría desplazar a los camiseros y sastres londinenses. Pero hasta entonces, cuando hablemos de elegancia London comes first.
Un saludo a todos

Carlos Martorell dijo...

EL ARISTOCRATA: Hablo de la increible tienda Abercrombie & Fitch, pues está a un paso de Savile Row y sus sastres.Un abrazo!

Merche Pallarés dijo...

Otro maravilloso periplo por Londres... Eres genial, mi querido Carlos. Besotes, M.

Carlos Martorell dijo...

MERCHE PALLARÉS: Grcias!!!
Llego en junio a Ibiza. Entonces nos vemos y te doy el "detalle" prometido. Un abrazo!

El presente ya es el porvenir y el olvido. dijo...

muy buenas de londres y buenas recomendacion para que ver en londres


saludos