jueves, 26 de febrero de 2009

PREMIO A JUAN ANTONIO SAMARANCH

Mi modesto galardón, el "Martorell con diamante", es en esta ocasión para el Marqués de Samaranch. Y quiero recalcar su merecido título nobiliario porque no es heredado. Se lo ha ganado a pulso.

Conozco a Juan Antonio Samaranch desde mi infancia, porque era íntimo amigo de mis tíos Victoriano Oliveras de la Riva (hermano de mi madre), y su esposa Concha Marqués; y también de mis tíos Enrique Martorell y su esposa Luisa Sallent.


Su tristemente fallecida esposa, Bibis Salisachs, fue un puntal de la sociedad barcelonesa, y una gran amiga que siempre respondió a mis convocatorias de eventos de Relaciones Públicas, a los que daba un gran realce, con su amable y elegante presencia.


En una ocasión, tuve que hacer el estilísmo de una portada con Samaranch, para un artículo titulado: "Un catalán en la cumbre". Y, como era el Presidente del Comité Olímpico Internacional, le pedí que posara apoyádo sobre el globo terráqueo.

Hace unos días, a sus 88 años de edad, Juan Antonio Samaranch fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Europea de Madrid.


"Madrid se merece los Juegos Olímpicos de 2016", dijo Samaranch en su discurso, y el públicó se puso en pié, y le dedicó una fuerte ovación.

Su hija Mª Teresa (Mo para los amigos) leyó una parte del discurso de su padre.

Todos recordamos los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

Y Samaranch recordó, en sus palabras, que "Quien mejor representa el espíritu olímpico español es la Familia Real, con el Rey a la Cabeza".


Samaranch dijo que tenía muchas esperanzas puestas en Madrid 2016. Y mencionó que, para las próximas Olimpiadas: "Madrid cuenta con un equipo humano inmejorable", haciendo referencia al alcalde Ruiz Gallardón, a la delegada Mercedes Coghen, y a su hijo Juan Antonio, miembro del Comité Olímpico Internacional.

En la consecución y organización de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, fue también fundamental la participación de otro gran alcalde: Pasqual Maragall.

El Marqués de Samaranch, es muy querido también en China, tras los magníficos juegos, y le han dedicado esta divertida caricatura.

Albert Camus escribió: "No es difícil tener éxito. Lo difícil es merecerlo".

Y Juan Antonio se lo merece de verdad. Muchas felicidades y un fuerte abrazo.

Fotos: ABC, Masats, Tere Pou, Universidad Europea de Madrid, Manuel Huerga.

5 comentarios:

záfiro dijo...

Carlos,merecida dedicatoria a nuestro "valedor universal".
záfiro

Merche Pallarés dijo...

Muy bonito homenaje al gran Samaranch. El hecho de que haya mencionado lo de Madrid del 2016 es un gran espaldarazo para que esa ciudad consiga los Juegos. Esperemos que así sea. Muchos besotes, M.

FERNANDOG dijo...

Carlos,
es admirable la actividad que todavía desempeña a sus 88 años José Mª Samaranch.
Ciertamente yo creo que nunca se le podrá agradecer suficientemente su buen hacer en el ámbito olímpico y en de la empresa, y sobre todo lo bien que ha representado y representa a nuestro país dentro del mundo del deporte.

Un abrazo

FernandoG

Carlos Martorell dijo...

Záfiro, Merche y Fernando G:
Un abrazo desde París. El próximo post será interesante: la venta de la colección Yves Saint Laurent-Pierre Bergé.

Salv@ dijo...

Es cierto que el disfruta no necesita posesiones, pero el que disfruta posee una migaja mas de la felicidad, que mejor posesión.

Hasta aqui puedo decir ya que yo soy republicano.