martes, 22 de julio de 2008

LOCA CREATIVIDAD EN EL DÔME DE IBIZA

Saliendo de la cena, que ayudé a organizar, en casa de los Condes de Ribes, me pasé a saludar a Miguel, el propietario de este bar que sigue siempre de moda.

En mi artículo anterior mostraba imagenes de las suntuosas ropas de la última reina de Italia. Y ahora quiero enseñar las creativas vestimentas que vi en el Dôme de Ibiza, como esta que lleva Christian Drag, en la foto a mi lado.



La creatividad e imaginación de los jóvenes, que trabajan para la promoción de bares y discotecas en la isla de Ibiza, son dignas del Cirque du Soleil, cuyo genial fundador y propietario, Guy Laliberté, acaba de comprar una impresionante casa en la isla. En la foto siguiente estoy con él y su bella esposa.


En el Bar Dôme he visto, más de una vez, y tomando buena nota del espectáculo, a diseñadores como Gaultier o Galiano.

Los tatuajes, que en mi infancia solo se veían sobre la piel castigada de algún lobo de mar o de algún delincuente, recién salido de la cárcel, están ahora considerados como auténticas obras de arte.

Esta drag queen, que fotografié delante de los lavabos (no sé si de Señoras, o de Caballeros...) como tantas otras drags, salen de sus hoteles y suben a los taxis de esta guisa.

Estos personajes empiezan a diseñar y a coser sus provocativos disfraces, y a crear sus maquillajes, diez horas antes de salir de marcha. Una minuciosa y muy creativa labor que lucen encaramados a unas botas con tremendas plataformas, sobre las que caminan con sorprendente facilidad.





Es frecuente, también, en los desfiles de promoción de las discotecas, llamados "pasacalles", recibir extrañas y enigmáticas miradas provenientes de lentillas multicolores.



Pero en el Dôme, no solo se inspiran los grandes de la Moda. Cualquiera puede estar monísimo copiando los looks que se ven en la terraza de ese bar.


http://www.dome.es/

Fotos: Carlos Martorell. Y via Flickr: farm2.static, i186.photobucket.

2 comentarios:

calamarin dijo...

Es cierto, que hay casos de personajes sorprendentes por su originalidad, pero también vi el año pasado, mucha borracha de pueblo haciendo la mamarracha y mucha hortera ridícula...

Carlos Martorell dijo...

Sí.Hay mucho mamarracho, pero también algunos que se hacen unos looks muy originales, como los que he fotografiado.